| 5/11/2013 9:00:00 AM

El G7 quiere hacer frente a evasión fiscal

Los ministros de Finanzas del G7 están de acuerdo en luchar contra la evasión fiscal mediante una "acción colectiva" y reafirman su decisión de no hablar de los tipos de cambio, aseguró el ministro británico de Economía, George Osborne.

Los ministros de Finanzas de EE.UU., Reino Unido, Japón, Alemania, Italia, Francia y Canadá concluyeron este sábado una reunión de dos días sin un comunicado conjunto, debido a su carácter informal, y fue Osborne, anfitrión del encuentro, quien se encargó de resumir lo tratado en rueda de prensa.

El encuentro se celebró desde el viernes en un hotel de Ayslesbury, en el condado de Buckinghamshire, en plena campiña inglesa, al norte de Londres.

En la rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, Osborne se reafirmó en los términos del comunicado del G7 emitido en febrero, en el que sus miembros se comprometieron a "no apuntar" a los tipos de cambio, y evitó criticar la política monetaria expansiva de Japón.

Como en anteriores ocasiones, los representantes de las finanzas del G7 coincidieron en que la política monetaria debe responder a los intereses nacionales y no utilizarla para lograr una manipulación del mercado, apuntó Osborne.

El canciller del Exchequer aseguró que los siete países miembros de este foro, los más ricos del mundo, tienen un nivel de acuerdo sobre la necesidad de consolidación fiscal "mayor de lo que se cree", si bien admitió la necesidad de hacerle frente "con flexibilidad".

"Todo el mundo piensa que tiene que haber una consolidación fiscal creíble a medio plazo" si bien ésta "tiene que ser lo más suave que se pueda", apuntó Osborne.

El G7 coincide en que todos los países, tanto desarrollados como emergentes, deben recolectar los impuestos que les corresponden de compañías e individuos, y que es precisa una "acción colectiva" al respecto, apuntó Osborne.

Además, señaló que "es importante concluir nuestro trabajo para asegurarnos de que ningún banco es demasiado grande para dejarlo caer" y para "proteger a los contribuyentes", en referencia a acometer con urgencia la prevista reforma bancaria.

Por su parte, el gobernador del Banco de Inglaterra destacó la importancia de que este grupo de países puedan reunirse en un encuentro informal, sin necesidad de emitir un comunicado que reduzca y simplifique lo tratado.

Ésta es la forma de "hacer progresos" y de expresar las opiniones de forma más transparente para King, quien coincidió con Osborne en que el foro más adecuado para emitir comunicados sobre la economía global es el G20.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?