| 8/28/2009 12:00:00 AM

El FMI inyecta US$250.000 millones al sistema económico mundial

Los mercados emergentes y los países en desarrollo obtendrán el equivalente de casi US$100.000 millones de la asignación general, destinándose más de US$18.000 millones de dicha cantidad a países de bajo ingreso.

El Fondo Monetario Internacional aprobó una asignación general de derechos especiales de giro (DEG) por US$250.000 millones para proporcionar liquidez al sistema económico mundial complementando las reservas de divisas de los países miembros.

 

El Directorio Ejecutivo del FMI avaló la asignación general el 17 de julio de 2009, después de que los dirigentes del G-20 se comprometieran a incrementar la liquidez mundial en la reunión cumbre de abril, decisión que aplaudió el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI).

Los mercados emergentes y los países en desarrollo obtendrán el equivalente de casi US$100.000 millones de la asignación general, destinándose más de US$18.000 millones de dicha cantidad a países de bajo ingreso.

La asignación general de DEG beneficiará a los países miembros del FMI que participan en el Departamento de Derechos Especiales de Giro (en la actualidad, los 186 miembros sin excepción) en forma proporcional a sus cuotas vigentes con el FMI, que en términos generales se basan en su tamaño relativo dentro de la economía mundial. Esta operación brindará a cada participante un monto en DEG equivalente a alrededor de 74% de su cuota, y el total de las asignaciones podría pasar de unos US$33.000 millones (DEG 21.400 millones) a alrededor de US$283.000 millones.

Por separado entró en vigencia la Cuarta Enmienda del Convenio Constitutivo del FMI, que contempla una asignación especial extraordinaria de DEG. Esta asignación se hará efectiva el 9 de septiembre de 2009, a los 30 días de la entrada en vigencia de la Cuarta Enmienda, e incrementará la relación entre la asignación acumulativa de DEG y la cuota de cada miembro en base a un parámetro común de referencia descrito en la enmienda. El total de DEG creados en virtud de esa asignación ascendería a DEG 21.500 millones (alrededor de US$33.000 millones).

Como consecuencia, la asignación de DEG será más equitativa y corregirá el hecho de que los países que ingresaron en el FMI después de 1981 —es decir, más de una quinta parte del total actual— nunca recibieron una asignación de DEG. La Cuarta Enmienda, propuesta en septiembre de 1997, requería la aprobación de tres quintas partes de los miembros de la organización con el 85% del derecho de voto total. Esa cifra se alcanzó hace poco con la aprobación de Estados Unidos.

A partir de la respectiva fecha de la asignación general y la especial, los DEG asignados a los miembros se calcularán como parte de sus activos de reserva. Algunos pueden optar por vender su asignación a otros miembros, en forma parcial o total, a cambio de monedas fuertes ?por ejemplo, para cubrir necesidades relativas a la balanza de pagos?, mientras que otros podrían preferir comprar más DEG a los efectos de redistribuir sus reservas.

Tras la asignación especial y la general, el total acumulativo de DEG asignados a los países miembros ascenderá a DEG 204.000 millones (alrededor de US$316.000 millones).

La asignación general de DEG es un ejemplo clave de una respuesta multilateral concertada frente a la crisis mundial que ofrece un respaldo significativo a los miembros del FMI en las circunstancias difíciles imperantes.

 
 
 
 
 
 
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?