| 7/6/2015 5:00:00 AM

El idioma se consolida como un motor económico en los países hispanohablantes

Hablar español se ha convertido en una necesidad para todos los estudiantes y empresarios del mundo que quieren viajar, expandir sus negocios, crear alianzas y fomentar el comercio en los países hispanohablantes que, en conjunto, aportan el 9,2% del Producto Interno (PIB) mundial.

Así lo reveló el más reciente informe del Instituto Cervantes en el que se afirma que “compartir el español aumenta el comercio bilateral en un 290 %”, un porcentaje superior al de idiomas con gran cobertura como el inglés (240%).

Y es que el idioma materno de escritores como Jorge Luis Borges o Gabriel García Márquez es dominado por el 6,7% de la población mundial y está por encima de otros como el ruso (2,2 %),  francés (1,1 %) y alemán (1,1 %).

El español, de acuerdo al Índice de Desarrollo Humano (IDH) citado en el informe, es el segundo idioma más importante del mundo, detrás del inglés, debido al número de personas que lo hablan, las exportaciones que se realizan con él, las traducciones y su carácter oficial en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según el reporte del Instituto, dos tercios del PIB asociados al español se generan en dos grandes áreas, por un lado Norteamérica (México, Estados Unidos y Canadá) y por el otro la Unión Europea. “Entre estas dos regiones suman el 78 % del poder de compra de los hablantes de español en el mundo”,  agrega.

“La lengua y la cultura, en relación con el comercio, facilitan las inversiones internacionales. Este factor reduce los costes de transacción (formación, información y negociación) y acorta la distancia psicológica entre los agentes económicos”, finaliza el estudio.

Pertenecer a un mismo grupo lingüístico, según el Instituto Cervantes, multiplica las posibilidades de llevar a cabo transacciones e intercambios de tipo económico, de ahí la importancia de convertir el idioma en un aliado, dado que “el 15 % del producto interior bruto (PIB) de un estado está vinculado a él”.

El impacto económico de esta lengua también se puede medir por el número de personas que realizan inversiones para aprenderla, dado que más de 21 millones de alumnos estudian español actualmente.

Un ejemplo de esta expansión se refleja en el número de matrículas para estudiar español en los centros del Instituto Cervantes de todo el mundo que se multiplicaron por trece entre 1993 y 2014.

El mundo habla en español

Proyecciones como las de la organización Britannica World Data Analyst estiman que para 2030 la población que habla español será el 7,5 % del total en el mundo, por encima de quienes se comunican en ruso (2,2 %), francés (1,4 %) y alemán (1,2 %).

Incluso “si no cambia la tendencia, dentro de tres o cuatro generaciones el 10 % de la población mundial se entenderá en español”, aclara el informe y agrega que en el 2050 Estados Unidos podría ser “el primer país hispanohablante del mundo”.

Brasil, cuyo idioma nacional es el portugués, también identificó todo el potencial del idioma español y por ello ha adelantado una serie de programas educativos para lograr que 30 millones de personas lo adopten como segunda lengua en tan solo una década.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?