| 7/2/2015 5:00:00 AM

El poder económico de Asia se ve en sus nuevos millonarios y una creciente clase media

Aunque China cada vez más gana más protagonismo geopolítico y Asia brilla al presentar las mayores tasas de crecimiento en el mundo, las perspectivas de su auge en términos de clase media y de millonarios cada vez ganan más visibilidad.

Al igual que la OECD informó sobre cómo la clase media mundial ira creciendo en países emergentes pero en especial en Asia, un informe el Boston Consulting Group (BCG) sobre la generación de nuevos millonarios y personas con disponibilidad de riqueza financiera indica la forma en que irá aumentando este grupo en países emergentes pero en especial en Asia. En ambos casos el principal factor es el desempeño económico en China.

En el caso de la clase media, el avance mundial consiste en pasar de 1.900 millones de personas en 2009 a 4.900 millones en 2030. En el caso de la riqueza financiera, la expectativa es que Asia alcance a tener una riqueza equivalente a US$75 billones en 2019 superando para entonces en un 16% a Estados Unidos.

La riqueza financiera crece producto de los altos ingresos y la capacidad de ahorro de las personas cuyos recursos son invertidos en los mercados de valores, en especial un 39% en acciones. También es producto del aumento en el valor de las medianas empresas cuya capacidad de engordar patrimonios ha aumentado en forma significativa.

El año pasado el aumento en la riqueza financiera se calcula estuvo en US$4.7 billones de los cuales el 68% se generó fuera los países avanzados. Por lo mismo el informe dice que cerca de los casi 2 millones de nuevos millonarios, 62% eran de Asia Pacifico. En el informe de la OECD se resalta algo similar, cerca de dos tercios de la clase media en 2030 vivirá en Asia.

Uno de los factores que más preocupan es el efecto que esta riqueza tiene en el aumento de la desigualdad. Mientras aquellas personas consideradas millonarias tenían el 38% de la riqueza en 2012, en 2014 tendrían un 42%. Uno de los casos más claros es que con las últimas cifras reveladas por el BCG, Asia habría superado a Europa en los cálculos y estimaciones de riqueza. Sin embargo, al analizar por habitante en Europa un hogar tendría una riqueza promedio de US$220 mil y en China de US$72 mil.

A su vez, la desigualdad ha aumentado dentro de una tendencia mundial de largo plazo pero consolidada bajo el escenario que dejo la crisis de 2008-2009. Para evitar un mayor deterioro económico y relajar las condiciones financieras fue necesario que los bancos centrales de las principales economías redujeran sus tasas de interés en forma agresiva e inyectaran amplios montos de liquidez. Estas condiciones habrían alimentado mayores valorizaciones de los mercados de valores, en especial de acciones. Como las acciones las tienen en mayor proporción los más ricos, habría alimentado una mayor desigualdad.

Sin embargo, el caso de Asia y China reseñan que esas consideraciones no son las únicas que han supuesto un aumento importante de la riqueza financiera. “Influyen precisamente la globalización, el progreso tecnológico, los cambios en el mercado laboral, y las tendencias demográficas, entre otros”, según Ben Bernanke, anterior Presidente de la Reserva Federal. Por lo que en efecto el poder económico que ha adquirido Asia se reflejan en su capacidad de producir millonarios y aumentar su clase media.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?