| 11/5/2011 12:00:00 AM

El Banco Central Europeo

El BCE posesionó nuevo presidente en medio de predicciones de posible recaída en recesión.

;
BBC

El economista italiano Mario Draghi se estrenó al frente del Banco Central Europeo (BCE) con una rebaja del 0,25% de la tasa de interés oficial, que en la zona euro está ahora en el 1,25%.

Esa era una larga exigencia de numerosos economistas que no quiso escuchar el anterior gobernador del BCE, Jean Claude Trichet, más preocupado por un supuesto riesgo de inflación.

Sin embargo, lejos del recalentamiento de la economía asociado a una subida de precios, a lo que se enfrenta la Eurozona es a una recaída en la recesión.

A la hora de actuar, aseguran los analistas, el problema es que el BCE no es un banco central al uso. No en vano, es el emisor de una moneda de 17 países con economías tan diversas como la exportadora Alemania o la estancada España, que entre otras cosas tienen 17 políticas fiscales diferentes.

Un banco central griego o español probablemente devaluaría la moneda, algo que no está en el interés de Alemania. Un banco central al uso compraría deuda pública al gobierno, como hace la Fed en Estados Unidos, pero eso el BCE lo tiene prohíbido por el Tratado de Lisboa y Alemania no quiere oír hablar de ello, también, porque puede crear inflación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?