| 9/8/2015 5:00:00 AM

El asilo: ¿la nueva crisis de Europa?

La calidad de vida que ofrece Alemania al ser una de las economías más prosperas del mundo acompañada por la libre movilidad entre los países que conforman la Unión Europea atrajo solicitantes de asilo sin precedentes.

Además de tener una moneda en común que facilitara las transacciones entre los vecinos en el antiguo continente, la Unión Europea con su creación pretendía compartir el mismo territorio a través de la libertad de circulación de ciudadanos. Sin embargo, al parecer esta última bondad se les ha salido de las manos.

La zona europea sin fronteras se hizo realidad cuando en 1985 miembros de la Unión Europea como Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, se reunieron en la ciudad luxemburgués, Schengen, para firmar el acuerdo de la eliminación de los controles fronterizos entre ellos.

Sin embargo, solo hasta 10 años después entró en vigencia. Se eliminaron los controles fronterizos entre sus miembros y para los turistas que se mueven alrededor de  los países miembros. Pero precisamente esta apertura de fronteras se está convirtiendo en un tema crítico para los países más prósperos.

De acuerdo con The Economist, a mediados de este año llegó una cantidad sin precedentes de inmigrantes del Medio Oriente y África a las costas de Europa con destino a países como Alemania y Suecia, en donde tienen más posibilidades de permanecer como residentes.

El año pasado, Alemania resolvió positivamente 48.000 solicitudes de inmigrantes que huyen de condiciones violentas de sus países de origen principalmente de Siria.



Fuente: Euroestat

Alemania al ser el destino principal de inmigrantes se encuentra bajo presión, ya que espera recibir 4 veces más solicitudes que el año pasado, para un total  de 800.000 solicitudes de asilo.

Por esta razón, el ministro del interior de Alemania, Thomas de Maizière aseguró que “la pertenencia de Alemania en el territorio Schengen puede ser insostenible a menos que otros países comparten la carga de la aceptación de los solicitantes de asilo.”

¿Por qué Alemania?


Además de que Alemania tiene una economía relativamente estable y próspera, también ofrece los mayores beneficios por parte del estado en toda Europa con 374 euros mensuales por adulto solicitando asilo y además la posibilidad de ingresar al mercado laboral es relativamente corto, 3 meses, por debajo de Suecia, quien aprueba la posibilidad de trabajar inmediatamente pero ofrece una ayuda estatal por adulto menor a la alemana, de 226 euros mensuales.

Por lo anterior, el ministro de trabajo alemán Andrea Nahles dijo que “la afluencia de los buscadores de asilo significaba entre 240.000 y 460.000 personas más con derecho a las prestaciones sociales el próximo año, con un costo de miles de millones de euros del Estado”.

Sin embargo, pese a la carga para el Gobierno de la entrada de nuevos inmigrantes, las tasas de crecimiento de la población europea es cada vez menor por lo que los inmigrantes son una oportunidad para estos países, entre ellos Alemania.

De acuerdo al Think Tank económico, Bruegel, la fuerza laboral comenzará una contracción en un futuro no muy lejano, mientras que la población Africana será tres veces la de Europa actualmente. En este sentido, los inmigrantes podrían impulsar su base fiscal para financiar el ejército de pensionados.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?