| 8/1/2011 3:00:00 PM

El 48 % de las industrias brasileñas perdió participación extranjera

La tercera parte de esas empresas que alega haber perdido mercado en el exterior ya suspendió sus exportaciones, según el sondeo realizado por la patronal de los industriales.

El 48% de las industrias brasileñas que exporta dijo haber perdido participación en el mercado externo el año pasado, según un sondeo divulgado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

Las dificultades para competir en el mercado externo fueron mayores entre las pequeñas industrias, el 55 por ciento de las cuales dijo haber perdido mercado externo.

El 24 por ciento de los 1.569 industriales de todo el país consultados entre el 31 de marzo y el 14 de abril por la CNI prevé que las exportaciones perderán aún más participación en su facturación total este año.

Las exportaciones representaban en promedio cerca del 20 por ciento de la facturación total de las industrias brasileñas con ventas al exterior el año pasado. Esa porcentaje había sido del 26 por ciento en 2008.

La patronal de los industriales atribuyó la pérdida de competitividad externa a la baja rentabilidad de las ventas como consecuencia de la fuerte apreciación del real frente al dólar en los últimos años.

También lo atribuyó al escenario desfavorable en el mercado externo como consecuencia de la crisis económica global y en contraste con un mercado interno creciente, así como al alto costo del capital en Brasil por las tasas elevadas de intereses y a la pesada carga tributaria del país.

"Es importante revisar ese escenario y dar un nuevo estímulo a las exportaciones", aseguró la patronal en un comunicado.

El 68 por ciento de las industrias exportadoras consultadas dijo que pretende adoptar estrategias este año para estimular sus embarques al exterior, entre ellas la reducción de costos o la mayor productividad.

Según la CNI, para superar las dificultades de exportar, un 10 por ciento de las industrias brasileñas que exporta ya montó plantas en el exterior para atender la demanda externa.

Pese a las quejas de los industriales, Brasil acumuló en los siete primeros meses de este año un superávit en su balanza comercial de 16.101 millones de dólares, valor un 74,4 por ciento superior al del mismo período de 2010, que fue de 9.230 millones de dólares, según los datos divulgados hoy por el Gobierno.

Mientras que las exportaciones en los siete primeros meses del año crecieron en un 31,5 por ciento frente a las del mismo período de 2010, hasta 140.555 millones de dólares, las importaciones aumentaron en menor ritmo, un 27,5 por ciento, hasta 124.454 millones de dólares.

Según analistas, pese a la fuerte apreciación del real frente al dólar, las exportaciones vienen creciendo con más fuerza que las importaciones gracias a la subida de los precios de materias primas de las que Brasil es un importante abastecedor mundial, como el hierro y los alimentos.

El Gobierno, que la semana pasada anunció restricciones para frenar la especulación con el cambio, anunció que estudia medidas para evitar que la devaluación artificial de las monedas de algunos países afecte la competitividad de las exportaciones brasileñas.

El Ministerio de Hacienda, además, anunciará esta semana una política industrial que prevé exenciones fiscales para los sectores exportadores más afectados por la apreciación del real.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?