| 3/26/2012 1:00:00 PM

EE.UU. debe crecer más para reducir desempleo: Bernanke

La economía de Estados Unidos necesita crecer con mayor rapidez para producir suficientes puestos de trabajo como para reducir aún más el desempleo, dijo el lunes el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, defendiendo la política del banco central de muy bajas tasas de interés.

Aunque no dio señales de que la Fed esté dispuesta a embarcarse en una tercera ronda de compras de bonos, Bernanke también dejó en claro que el banco central no está apurado por revertir el curso de su política después de reaccionar agresivamente ante una profunda recesión.

El jefe de la Fed agregó que el reciente declive de la tasa de desempleo, que bajó del 9,1 por ciento el pasado verano boreal al 8,3 por ciento en febrero, "de alguna manera no está sincronizado" con el modesto ritmo de crecimiento de la economía. "Mejoras más significativas en la tasa de desempleo probablemente necesitarán de una expansión más rápida de la producción y de la demanda de consumidores y empresas, un proceso que puede ser apoyado por la continuación de políticas expansivas", dijo Bernanke ante un encuentro de la Asociación Nacional para la Economía de Negocios.

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos creció un 3 por ciento en el cuarto trimestre del 2011, pero se espera que se desacelere por debajo del 2 por ciento en los primeros tres meses de este año. El año pasado, se expandió solo un 1,7 por ciento, lo que normalmente sería demasiado lento como para reducir la desocupación.

Después de sus dos últimas reuniones de política monetaria, la Fed dijo que probablemente mantendrá sus tasas de interés cerca de cero al menos hasta fines del 2014.

Sin embargo, las optimistas señales económicas, incluyendo un sólido crecimiento del empleo, han llevado a los inversionistas a anticipar un movimiento previo. La semana pasada, los futuros de tasas de interés mostraron que los operadores esperaban la primera alza de tasas en julio del 2013.

El discurso de Bernanke reafirmó que el banco central no está apurado por comenzar el endurecimiento monetario y todavía está, en efecto, ponderando un alivio adicional. "Leyendo entre líneas, suena como si él estuviera empujando la pelota hacia una discusión sobre hacer más (estímulo)", dijo Chris Rupkey, economista de Bank of Tokyo-Mitsubishi, en el marco de la conferencia.

Bernanke dijo que la reciente baja de la tasa de desempleo podría reflejar los esfuerzos de las empresas para recalibrar sus nóminas tras los fuertes despidos vistos durante la recesión. Si este es el caso, los avances en el empleo podrían estancarse, señaló.

Las acciones de Estados Unidos extendieron sus ganancias con el discurso para que los principales índices subieran al menos un 1 por ciento y los precios de la deuda del Tesoro recortaron sus pérdidas tras los comentarios de Bernanke. El dólar pasó a terreno negativo contra el euro y recortó sus ganancias contra el yen.

El banco central estadounidense rebajó las tasas de interés a un día a cerca de cero en diciembre del 2008 y ha comprado 2,3 billones de dólares en papeles de deuda para reducir los costos de financiamiento para acelerar el crecimiento y rebajar el desempleo.

Pero las medidas tienen sus detractores, incluyendo algunos dentro del banco central.

El presidente de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, dijo el lunes que los bancos centrales no deberían tener la capacidad ilimitada de comprar activos, porque esa estrategia viola la tradicional separación de la política monetaria y fiscal y puede permitir que los gobiernos aborden sus deudas con inflación. "Conceder vastos montos de discrecionalidad a nuestros bancos centrales con la expectativa de que ellos pueden sanar nuestros males económicos o sustituirlos por nuestra falta de disciplina fiscal es un camino peligroso", dijo Plosser en una conferencia en el banco central francés.

Después de sus últimos dos encuentros, la Fed dijo que podría mantener las tasas cerca de cero al menos hasta fines del 2014.

Sin embargo, señales económicas optimistas, incluida un sólido crecimiento del empleo, han llevado a los inversionistas a anticipar una medida antes. La semana pasada, los futuros de tasas de interés mostraron que los operadores esperaban la primera alza de tasas para julio del 2013. El discurso de Bernanke parecía ir en contra de esas expectativas.

El jefe de la Fed reiteró su preocupación por el desempleo de largo plazo, pero argumentó en contra de la noción de que buena parte del problema es debido a factores estructurales que no pueden ser confrontados con la política monetaria. "La continua debilidad en la demanda agregada probablemente es el factor predominante. En consecuencia, las políticas expansivas de la Reserva Federal, suministrando respaldo para la demanda y la recuperación, deberían ayudar en el tiempo a reducir también el desempleo de largo plazo", agregó.

En enero, el banco central publicó pronósticos individuales de los consejeros de la Fed respecto a cuándo debería subir la tasa de los fondos federales desde sus mínimos históricos. Este amplio rango fluctuaba entre este año y el 2016.

Bernanke ha realizado numerosas intervenciones públicas en los últimos días, incluyendo una serie de cátedras ante estudiantes universitarios, dentro de la estrategia de la Fed por mejorar su imagen, que se ha visto afectada por la crisis financiera.

El jefe de la Fed dijo que gran parte de la mejora del mercado laboral desde mediados del 2009, cuando la economía comenzó a salir de su peor recesión en generaciones, se debió a una baja en los despidos, más que a un alza en el número de nuevas contrataciones. "Para lograr una recuperación más rápida del mercado laboral, las tasas de contratación tendrán que volver a niveles más normales", sostuvo.

Bernanke dijo además que el actual crecimiento de los salarios es demasiado lento como para presentar riesgos de inflación y manifestó que el mercado laboral todavía funciona bajo su potencial. "Los salarios no son una gran preocupación para la inflación. Debemos estar preocupados por los precios de las materias primas y por otros factores, pero los salarios en este momento permanecen bastante contenidos", dijo en respuesta a preguntas de economistas.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?