| 8/14/2012 7:00:00 PM

Ecuador está seriamente preocupado por Assange

Si Ecuador decide esta semana conceder asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, podría poner en riesgo los beneficios comerciales que le otorga Estados Unidos, dijeron analistas y líderes empresariales estadounidenses.

"No es una medida que vaya a ganar muchos nuevos amigos en Washington", dijo Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas, un grupo que representa a compañías estadounidenses que hacen negocios en otros países del continente.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que esperaba anunciar su decisión sobre la solicitud de asilo de Assange a fines de esta semana.

Assange se ha refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio para evitar su extradición a Suecia, donde es buscado para interrogarlo sobre acusaciones de delitos sexuales.

El ex pirata informático, cuyo sitio en internet WikiLeaks publicó miles de cables diplomáticos secretos estadounidenses en 2010, dice que teme que lo envíen a Estados Unidos, donde cree que su vida estaría en riesgo.

Chevron Corp. y muchos grupos empresariales de Estados Unidos están instando a la Casa Blanca a que suspenda los beneficios comerciales a Ecuador bajo la Ley de Preferencias Comerciales Andinas (ATPA, por sus siglas en inglés), que se remonta a comienzos de la década de 1990.

Grupos de derechos humanos también han planteado sus temores por las drásticas medidas que Correa ha adoptado contra los medios de comunicación, dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un grupo de expertos que se concentra en las relaciones de Estados Unidos con América Latina.

"Hay una ironía en que alguien como Correa, quien es criticado por sus ataques contra la libertad de prensa, se alíe con alguien (Assange) que supuestamente es un defensor de la libertad de información", dijo Shifter.

"Lo que los une es su desafío a Estados Unidos", agregó Shifter.

El Congreso aprobó originalmente el programa comercial andino en 1991 para ayudar a crear empleos en la región y desalentar el narcotráfico. Permitió a Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador enviar miles de bienes a Estados Unidos sin pagar aranceles.

Ecuador es actualmente el único beneficiario del programa ya que Colombia y Perú han negociado acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y la Casa Blanca suspendió a Bolivia en el 2008 por no cooperar en la guerra de Washington contra las drogas.

Ecuador exportó en 2011 cerca de 1.700 millones de dólares en bienes a Estados Unidos bajo el programa, principalmente 1.600 millones de dólares en productos derivados del petróleo.

Eso representa una fuerte caída desde los 4.200 millones de dólares de 2010, lo que en parte refleja los ocho meses en que el programa expiró mientras el Congreso y el Gobierno del presidente Barack Obama discutían sobre varios asuntos comerciales.

Las otras importaciones desde Ecuador bajo el programa incluyen flores y frutas, como mangos y piñas.

El programa expirará nuevamente en julio del 2013, a menos que el Congreso vote para renovarlo. Además, el Gobierno de Obama podría suspender los beneficios de Ecuador antes si decide que Quito no cumple con los requisitos para participar en el programa.                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?