| 3/3/2010 7:00:00 AM

Economía Venezuela se contrajo más de lo estimado en 2009

La economía de ese país se contrajo un 3,3% en el 2009, dijo el martes el Banco Central. Es la primera recesión en cinco años. La recesión muy posiblemente continuará en 2010.

La economía venezolana se contrajo un 3,3% en el 2009, dijo el martes el Banco  Central de Venezuela (BCV). La estimación que había hecho la entidad anteriormente, fue la de una caída del Producto Interno Bruto (PIB) del 2,9%.

 

El Banco Central de Venezuela (BCV) también revisó la contracción del PIB del sector petrolero en el ejercicio pasado a un 7,2% desde el 6,1% anunciado anteriormente.

Según el emisor, el impacto de la crisis global en la vital industria petrolera venezolana fue el principal factor en la primera recesión que sufre la nación socia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en cinco años.

"Como resultado de la crisis económica global, el debilitamiento de los precios del petróleo y los recortes de producción acordados en el seno de la OPEP, el PIB correspondiente al cuarto trimestre de 2009 registró un descenso de 5,8%", señaló el BCV.

No obstante, indicó que el sector no petrolero de la economía nacional creció un 6,1% durante el 2009, lo que contuvo el derrumbe.

Analistas ven difícil que Venezuela, que además sufre la inflación más alta del continente -de un 25,1% en el 2009-, logre salir de la recesión en el 2010, pese al optimismo del gobierno.

El presidente Hugo Chávez y sus ministros mantienen la previsión de crecimiento de al menos un 0,5% en el 2010, incluso cuando el país petrolero enfrenta una crisis eléctrica que amenaza con derrumbar la productividad de las industrias y golpear el comercio.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?