| 1/30/2009 12:00:00 AM

Economía de EE.UU. se contrae 3,8% en cuarto trimestre

La economía registró una contracción del 3,8% al final de 2008, la mayor en un cuarto de siglo, a medida que la recesión obligó a consumidores y empresas a reducir los gastos, informó el gobierno el viernes.

El informe del Departamento de Comercio indicó que la tasa en octubre-diciembre superó de lejos la del 0,5% registrada en el trimestre anterior. Aunque los economistas pronosticaban una contracción aún mayor, del 5,4%, los resultados no dejaron de reflejar las consecuencias de las crisis hipotecaria, crediticia y financiera.

La contracción del 3,8% al ritmo anual fue la peor desde el 6,4% ocurrida en el primer trimestre de 1982, cuando el país sufría una severa recesión.

En el 2008, la economía creció apenas un 1,3%, frente al 2% en el 2007, la expansión más lenta desde la última recesión en el 2001.

Para reactivar la economía, el presidente Barack Obama y los legisladores demócratas diseñaron un programa de 819.000 millones de dólares, aprobado el miércoles por la Cámara de Representantes, que debe ser estudiado ahora _ y seguramente modificado _ en el Senado.

La Casa Blanca anticipó la mala noticia. La víspera, el secretario de prensa Robert Gibbs indicó que los resultados del cuarto trimestre serían "sustancialmente negativos".

El Producto Interno Bruto es la suma de todos los bienes y servicios producidos en un país, y es considerado el barómetro más fiel de su salud económica.

El cuarto trimestre fue el más débil del 2008, y la contracción del 3,8% seguramente aumentará aún más una vez que el gobierno termine de analizar todas las estadísticas. La economía permanecerá en un estado de gran debilidad en la mayor parte de este año, pronosticaron los analistas y algunos creen que la contracción en el primer trimestre será del 4% o más.

Los consumidores redujeron sus gastos en un 3,5% a fines del 2008, tras un 3,8% en el tercer trimestre. La última vez que lo hicieron en dos trimestres consecutivos fue a fines de 1990 y principios de 1991.

En el cuarto trimestre del 2008, los estadounidenses redujeron sus gastos especialmente en "bienes duraderos", aquellos de alto precio y una vida útil de por lo menos tres años, incluyendo automóviles, electrodomésticos y muebles. El gasto en bienes duraderos descendió al ritmo anual del 22,4%, el más pronunciado desde 1987.

Una reducción del 7,1% anual en los gastos de bienes "no duraderos" como los alimentos y la ropa fue la mayor desde 1950.

La nueva frugalidad de los estadounidenses quedó patentizada en el aumento del ahorro, que pasó al 2,9% en el cuarto trimestre, frente al 1,2% en el tercero.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?