| 6/2/2011 3:10:00 PM

E. coli: no se sabe de dónde viene el brote ni cuánto durará

El director del organismo de salud pública alemana que intenta lidiar con el mortal brote de E. coli dice que pueden pasar meses antes de que éste se detenga.

Reinhard Burger, director del Instituto Robert Koch, le dijo a la BBC que quizás "nunca sepamos" cuál fue la fuente de las infecciones que ya han matado a 17 personas - 16 de ellas en Alemania y una en Suecia.

 

El funcionario expresó su apoyo a los agricultores españoles afectados por la falsa acusación de que sus pepinos eran los culpables.

Más de 1.500 personas han sido infectadas por la bateria Escherichia coli Enterohemorrágica (Eceh), que puede causar el mortal síndrome hemolítico-urémico.

Este jueves, la Organización Mundial de la Salud, OMS, dijo que la cepa del virus era desconocida, una forma mutante de dos diferentes tipos de bacterias E. coli que tiene genes letales, lo cual podría explicar por qué el brote es tan virulento.

Mientras tanto, Rusia ha prohibido la importación de hortalizas frescas procedentes de países de la Unión Europea. Una cuarta parte de todas las hortalizas que se exportan desde la Unión Europea se envían a Rusia.

El director del Rospotrebnadzor, el servicio de protección a los consumidores de Rusia, Gennady Onishchenko, anunció la prohibición y criticó las normas sanitarias de la UE.

"Esto demuestra que la elogiada legislación de salud de Europa –que presionan para que Rusia adopte- no funciona", dijo.

 

¿Extendido a EE.UU.?

 

El miércoles se reportaron por lo menos 365 nuevos casos de E. coli, una cuarta parte de ellos con síndrome urémico hemolítico, una enfermedad cuyos síntomas son diarrea con sangre e insuficiencia renal, dijo el Instituto Robert Koch.

Según las agencias de noticias Reuters y AP dos de los nuevos casos se habrían registrado en Estados Unidos, con dos personas que habían viajado recientemente a Hamburgo. Sin embargo, la especialista en salud de BBC Mundo, María Elena Navas, dice que hay que distinguir entre la nueva cepa mortal y otras cepas comunes de E. coli.

El profesor Burger dijo que es imposible decir cuándo acabará el brote.

"El número [de casos] va a disminuir, pero en cuánto tiempo no estoy seguro. Podrían ser semanas, o meses", le dijo a la BBC.

La cantidad de tiempo dependerá de si los alimentos infectados todavía están en los almacenes, y si la fuente original aún está activa, dijo.

España ha amenazado con presentar una demanda en nombre de sus agricultores contra las autoridades alemanas que habían establecido un vínculo entre las hortalizas españolas y la mortal cepa de la bacteria.

 

La Comisión Europea levantó su advertencia sobre los pepinos españoles el miércoles, diciendo que las pruebas "no confirmaron la presencia del serotipo específico (O104), que es responsable del brote que afecta a los seres humanos".

El ministerio de Salud español le dio la bienvenida a la medida y la consideró "un paso muy importante para restablecer la normalidad tan pronto como sea posible para el sector agrario español".

La pérdida de ingresos para los agricultores afectados en España se ha estimado en más de US$290 millones por semana.

Burger dijo que las autoridades alemanas habían tratado de equilibrar los riesgos cuando equivocadamente culparon a las granjas españolas.

Agregó que las autoridades tuvieron que actuar con rapidez, a pesar de que la conclusión más tarde resultó ser incorrecta.

"Queríamos evitar nuevas fuentes de infección. Es un equilibrio difícil", le dijo a la BBC."No queríamos esperar mucho tiempo y por otro lado no queríamos dar una falsa alarma".

 

 

 

 

"Apenado"

 

Al preguntarle qué le diría a un agricultor que había sufrido pérdidas económicas, Burger respondió: "Me siento muy apenado y puedo entender totalmente sus quejas. Es una situación mala, mala".

 

El corresponsal de la BBC en Berlin, Stephen Evans, dijo que Burger fue franco al decir que los funcionarios de salud simplemente no sabían de dónde venía la cepa particularmente virulenta de E. coli.

 

El origen podría estar en cualquier lugar entre los terrenos donde que crecieron los pepinos y los tomates y un mercado en Hamburgo, agrega el corresponsal.

 

Además de Alemania se han reportado casos en otros ocho países europeos - Alemania, Austria, Dinamarca, los Países Bajos, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

 

Prácticamente todas las personas enfermas viven en Alemania o viajaron allí recientemente.

 

Varios países han tomado medidas para frenar el brote, tales como la prohibición de las importaciones de pepino y la eliminación de las verduras a la venta.

 

Las autoridades sanitarias también han aconsejado a la gente lavar las frutas y las verduras, hacer lo mismo con todos los cubiertos y platos y lavarse las manos antes de comer.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?