Dinero.com Revista Dinero

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo.

| 2/18/2013 12:00:00 PM

Draghi no quiere alzas en los impuesos

El presidente del BCE, Mario Draghi, reconoció que las medidas destinadas a la consolidación fiscal tienen efectos contractivos a corto plazo, pero asegura que la reducción del déficit es esencial.

"La consolidación fiscal, especialmente para los países con elevada deuda, es inevitable. Y, al mismo tiempo, también es verdad que esto tiene efectos contractivos a corto plazo", ha dicho Draghi en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

"Si se debilita la consolidación fiscal, corremos el riesgo de perder algunos de los beneficios por los que ya se han realizado muchos sacrificios", ha avisado el presidente del BCE.


"Si se produce una pérdida de credibilidad de estos países (en crisis), que podría ser causada por ralentizar la consolidación fiscal, esto afectaría al coste del crédito inmediatamente", ha dicho Draghi en otro momento de su comparecencia en respuesta al eurodiputado del PP, Pablo Zalba.

Zalba se quejaba de que las pymes se financian en Francia y Alemania al 3,7%, mientras que en España o Italia lo hacen al 5,6%, lo que a su juicio "no es justo para el mercado único". El presidente del BCE le ha respondido que la única solución es que España prosiga con los ajustes y reformas. "Sólo con estas medidas se pueden reducir los diferenciales de deuda y hacer que el crédito sea más barato para las empresas", ha dicho.

A juicio de Draghi, "la clave no es posponer la consolidación fiscal o atenuarla, sino mitigar los efectos de la consolidación fiscal". Ello se logra, ha proseguido, haciendo que el ajuste "se base más en recortes de gasto que en aumentos de impuestos". "Los impuestos en la eurozona son muy altos ya", ha avisado.

El presidente del BCE ha pedido además a los países en crisis "un plan presupuestario a medio plazo detallado" para "tranquilizar a los mercados". "Cuanto más detalle hay, mayor es el coste político, pero al mismo tiempo mayor es el beneficio desde el punto de vista de la credibilidad en términos de tipos de interés y diferenciales más bajos", ha dicho.

Draghi ha reclamado también la "rápida aplicación" de reformas estructurales en el mercado laboral y de productos porque ello permite aumentar las exportaciones.

La Comisión Europea tiene previsto decir el próximo viernes 22 de febrero si da más tiempo a España y otros países, como Francia para corregir su déficit excesivo debido al empeoramiento de la situación económica. El Gobierno espera al menos un año de prórroga.

Recuperación "muy gradual" y con riesgos "a la baja"
Draghi ha dicho que la "debilidad económica" continuará durante la primera parte de 2013 e irá seguida "de una recuperación muy gradual más tarde este año" gracias al fortalecimiento de la demanda global, la política monetaria "acomodativa" del BCE y la mejora de la confianza en los mercados financieros.

No obstante, ha avisado de que persisten los riesgos "a la baja" debido a la posibilidad de que la demanda doméstica y las exportaciones sean menores de lo esperado o de que se ralenticen las reformas estructurales, y también a los desequilibrios en los países industrializados.

La inflación se mantendrá por debajo del 2% a corto plazo, lo que permitirá que la política monetaria del BCE "se mantenga acomodativa".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×