| 11/29/2011 9:18:00 AM

Dispositivos móviles impulsan un histórico lunes cibernético

Pese a la crisis económica, las ventas en línea y los pagos hechos por teléfonos celulares establecieron un nuevo récord en la jornada de más ventas por internet del año, un invento comercial creado en 2005.

;
BBC
A pesar de la grave crisis económica, las ventas en línea y los pagos hechos por teléfonos celulares aumentaron en el llamado Lunes Cibernético con respecto al año pasado, estableciendo un nuevo récord para la jornada, un invento comercial que comenzó en 2005 para promover ventas on line tras el tradicional Viernes Negro.

Los compradores no escatimaron el primer día hábil después del feriado de Acción de Gracias en Estados Unidos para inundar la internet en busca de las mejores ofertas, continuando así un buen inicio de la temporada de compras festivas que empezó el Viernes Negro.

Según IBM, hacia finales de la tarde del lunes las ventas por la red habían aumentado en un 18%, mientras que la empresa PayPal, que procesa pagos electrónicos, informó que los pagos telefónicos se sextuplicaron, lo que equivale a un incremento del 514%, como informa Bloomberg BusinessWeek.

Obviamente esta es la forma más novedosa de comprar y la creciente popularidad de los teléfonos móviles para conectarse a internet se refleja en estas cifras.

Las imágenes de tiendas y negocios atestados de gente el viernes evidencian un entusiasmo sólo comparable al de los compradores que lo hicieron a través de sus computadoras y teléfonos inteligentes el lunes.

Es por eso que compañías como Amazon.com Inc., eBay y otras que venden exclusivamente por internet se fijan mucho en este lunes después del feriado. Es la oportunidad de mucha gente de aprovechar los precios bajos para hacer sus compras de Navidad.
Cómo vender en tiempos de crisis

Si sorprende que tanta gente haya gastado tanto dinero en la coyuntura actual, todo parece ser cuestión de estrategia.

Hay que tomar en cuenta que los negocios se esforzaron en ofrecer descuentos desde temprano, con la meta de atraer a los consumidores.

Mientras Europa ve un túnel tan oscuro como el viernes negro pero sin una salida clara -y Estados Unidos no anda muy lejos- es evidente que el consumismo sigue reinando en la todavía primera economía del mundo.

Según la Federación Nacional de Minoristas de EE.UU., lo que gastó la gente a lo largo del pasado fin de semana fue la cantidad sin precedentes de US$52.400 millones.

Una de las compañías que investigan el mercado, comScore Inc, informó que que durante el mismo Viernes Negro hubo US$816 millones en ventas en línea, adelantándose al lunes y evitando las colas en los negocios, el tráfico en los centros comerciales y la falta de espacios en los estacionamientos.

En 2010, las ventas del Cybermonday llegaron a los US$ 1.000 millones, hasta ahora la jornada más movida en comercio electrónico pero que esperan superar con la de este lunes.

Compras en la oficina
Muchos consumidores aprovechan las mejores conexiones a internet que tienen en sus oficinas para hacer las compras el lunes, pese a que la mayoría de empresas limita o intenta limitar el uso de sus facilidades para fines estrictamente laborales.

Algunas compañías registraron un incremento en sus ventas de 40.2% en la mañana del lunes con respecto al 2010, lo cual confirmaría que, efectivamente, mucha gente hizo sus compras en el trabajo.

Ojalá durante sus descansos, a menos que cuenten con la complicidad de sus empleadores...

Si las ventas en línea han subido en promedio un 37%, debe ser porque la gente está usando sus escritorios como máquinas registradoras.

"Los consumidores están respondiendo a las promociones y haciendo un mayor porcentaje de sus compras navideñas desde el escritorio" dijo Eric Best de la firma Mercent en uno de los innumerables artículos sobre este lunes cibernético sin precedentes.

Nuevamente, a pesar de la crisis, cada año las cifras aumentan.

¿Será porque hay mejores ofertas, porque hay más gente, porque los ricos compran por internet? Estas son preguntas que no interesan mucho a los negocios: de lo que se trata es de vender cada año más, sin importar la situación.

Buenas ofertas = buenas ventas
Amazon.com, por ejemplo, tuvo un 51.4% más de ventas en la mañana del lunes que el año anterior. Para eso, tuvo que hacer mucha promoción, enviar muchos correos electrónicos a sus clientes y ofrecer los productos más novedosos, como su nueva tableta Kindle Fire.

Las acciones de la empresa subieron un 6.4% al final de la jornada en la Bolsa de Nueva York.

Las compras en eBay subieron 17.1% el lunes en la mañana, también debido a que hay más vendedores disponibles en este sitio donde la gente le vende sus cosas a la gente, un mercado que cada vez crece más. Eso explica que la cantidad de transacciones se haya duplicado.

Pero no es únicamente ese factor. Este año, eBay ha ayudado más a quienes venden a precios fijos, en lugar de los que subastan sus artículos, dándole un giro a su concepto inicial.

Las acciones de eBay subieron 5.1% en la Bolsa.

Y es que los minoristas están logrando enganchar más clientes en la red que en las tiendas físicas. Están obligados a hacerlo en estos tiempos difíciles.

No está de más añadir que entre los artículos más populares que se venden por internet, figuran aquellos que facilitarán las compras en el futuro: laptops, tabletas y teléfonos inteligentes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?