| 5/23/2011 6:00:00 PM

Disminuye la calificación de Bélgica

La agencia de calificación Fitch Ratings cambió la perspectiva de deuda de Bélgica de estable a negativa. Lo anterior podría generar un fuerte impacto en el rating de este país, que durante años ha mantenido una sobresaliente calificación AA+. Expertos atribuyen las dificultades económicas del país a la ausencia de un gobierno estable.

El cambio en la calificación responde al retraso del país a la hora de emprender reformas que sitúen el déficit público por debajo del 3%.

Para Douglas Renwick, analista de Fitch Ratings, "La sustancial rebaja de la deuda requerirá reformas fiscales así como una mayor disciplina fiscal para los próximos años, que a su vez requieren un nuevo Gobierno".

Vale la pena recordar que en el pasado mes de abril, Bélgica cumplió 365 días sin gobierno, tras la renuncia del Presidente democristiano Yves Leterme el 23 de abril de 2010.

Las constantes disputas entre las dos principales comunidades belgas- la flamenca y la valona- desencadenaron una profunda crisis política que generó la dimisión de Leterme. Desde aquél entonces inició labores un ejecutivo provisional con funciones extraordinarias.

Sin embargo, Fitch Ratings advierte que "pese a la disputa política actual, la gestión fiscal diaria ha continuado siendo fuerte, lo que ha ayudado a Bélgica a mantener su alta calificación".

Y es que si no se llega a formar un nuevo gobierno, la consolidación fiscal del país podría verse seriamente afectada. 

Otros sectores de la economía belga que podrían resultar afectados por la crisis política son, según Fitch Ratings, la obtención de un superávit presupuestario, la necesaria reforma al sistema de seguridad social y una prioritaria reforma fiscal.
 
Para la Agencia internacional, el alto nivel de deuda de Bélgica, estimado en el 96.6% de su PIB, le deja al gobierno provisional "poco espacio fiscal" para afrontar eventuales choques futuros.

Para Fitch Ratings, Bélgica debe trabajar de manera prioritaria en disolver la característica rigidez del mercado laboral belga, así como la competencia de los bancos nacionales con bancos de otros países de la Unión Europea.

Este no es, sin embargo, el primer caso que se vive en la Euro zona. El pasado viernes 20 de mayo la firma Standard & Poor's rebajó la perspectiva crediticia de Italia de “estable” a “negativa”, decisión que afectó la fortaleza de los mercados europeos en lo corrido del lunes 23 de mayo.


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?