| 7/20/2012 4:20:00 PM

A 7 días de la inauguración, llegó la llama olímpica a su sede

La antorcha llegó a Londres una semana antes de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. Estuvo escoltada por decenas de Beefeaters, los característicos guardianes de la Torre, una fortificación medieval que sirvió de prisión y que causó terror durante siglos.

En una espectacular escena, un comando de la Marina Real británica descendió de un helicóptero con la antorcha a los jardines de la Torre de Londres, donde la llama quedará guardada junto con las medallas olímpicas y las joyas de la corona británica.

Miles de personas han participado en los últimos dos meses en un relevo que llevó la antorcha olímpica alrededor del Reino Unido.

La llama olímpica pasará la noche en el recinto medieval y comenzará este sábado un recorrido por la ciudad que concluirá el próximo viernes en el Estadio Olímpico de Stratford, en el este de Londres, para la ceremonia de apertura de los Juegos.           

El alcalde de la ciudad, el conservador Boris Johnson, junto al presidente del Comité Organizador de los Juegos (LOCOG), Sebastian Coe, dieron la bienvenida a la llama cuando quedan siete días para que comiencen los terceros Juegos que celebra Londres en su historia.

Tras pasar frente al singular Puente de Londres, decorado con unos grandes aros olímpicos para la ocasión, la llama descendió del helicóptero militar en un recipiente amarrado al cinturón de un soldado de la Marina Real británica, que se descolgó del aparato con una cuerda.

Una vez en el suelo, la atleta británica Kelly Holmes, de 42 años, medalla de oro en Atenas en las pruebas de 800 y 1.500 metros, encendió de nuevo la antorcha y se dirigió hacia la entrada de la Torre de Londres, donde le esperaba otro relevista, Abul Kasam, de 30 años, residente en el barrio londinense de Tower Hamlets y seleccionado por el Locog por su contribución a la comunidad.

En su espectacular llegada a Londres la antorcha estuvo escoltada por decenas de Beefeaters, los característicos guardianes de la Torre, una fortificación medieval que sirvió de prisión y que causó terror durante siglos.

En la actualidad, el recinto es una de las atracciones turísticas más populares de la ciudad más visitada del planeta, que recibe cerca de 14 millones de turistas al año.

La llama alcanzó la capital británica tras desembarcar el 18 de mayo en las costas de Cornualles, al sur del país, y recorrer desde entonces gran parte de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, además de un breve paso por la República de Irlanda, a manos de unos 12.000 relevistas.

Otros mil voluntarios portarán el fuego olímpico por las calles de la capital los próximos días, cuando recorrerá los puntos más reconocibles de la ciudad, como Dowingn Street, la residencia del primer ministro británico, el céntrico Hyde Park y la plaza de Trafalgar.

El centro de Londres luce ya adornado con símbolos Olímpicos y decenas de mascotas de los Juegos están repartidas por diversos lugares de la ciudad para hacer patente el espíritu Olímpico en la capital británica, y se espera que miles de personas celebren el paso de la llama en las calles.

"La llegada de la antorcha es un gran momento para la capital y una oportunidad única para que los londinenses comiencen a sentir la emoción de la cuenta atrás para los Juegos, que ya están a la vuelta de la esquina. Este va a ser un verano como ningún otro", comentó el alcalde de Londres, reelegido el pasado mayo.

Este sábado, la antorcha partirá del observatorio de Greenwich y recorrerá parte del este de Londres, para terminar su trayecto cerca del Parque Olímpico de Stratford, mientras que en los próximos días transitará por diversas zonas de los alrededores de la ciudad.

El jueves, los principales barrios del centro de Londres verán pasar la llama olímpica, que recorrerá, entre otros, los distritos de Camden, Islington, Fulham y Chelsea.

Finalmente, durante la mañana viernes, el día en que se celebrará la ceremonia de inauguración diseñada por el cineasta británico Daniel Boyle (comenzará a las 20.00 GMT), la antorcha recorrerá un tramo del Támesis a su paso por Londres.

El fuego llegado desde Olimpia, la ciudad griega donde se celebraban los Juegos en la antigüedad, viajará a bordo del Gloriana, el navío a remo que ya encabezó el desfile fluvial con motivo de la celebración de los 60 años en el trono de la reina Isabel II, el pasado junio.

EFE                                                    

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?