| 2/28/2014 11:00:00 AM

Desempleo e inflación, estables en la zona euro

El desempleo se mantuvo en enero en el 12% que se registra desde octubre de 2013, mientras la inflación fue en febrero del 0,8%, el mismo nivel que el mes anterior, anunció la oficina europea de estadísticas Eurostat.

En enero, la zona euro contaba con 19,17 millones de parados, 17.000 más que en diciembre, señala Eurostat. En cambio, el desempleo interanual ha caído en 67.000 personas.

Entre los Estados miembros, Austria (4,9%), Alemania (5,0%) y Luxemburgo (6,1%) registraron las tasas más bajas de desempleo.

Entre los países más afectados por la lacra, Grecia ocupa el primer lugar con un desempleo del 28% en noviembre, y España con el 25,8%.

En un año, los mayores aumentos los registraron Chipre (de 14,4% a 16,8%), Grecia de 26,3% a 28,0%) e Italia (de 11,8% a 12,9%), tres países muy afectados por la crisis.

En cambio, el desempleo se redujo en un año en Letonia, que acaba de integrarse al euro (de 14,3% a 11,5%), Portugal (de 17,6% a 15,3%) e Irlanda (de 13,8% a 11,9%).

Los más afectados siguen siendo los jóvenes pese a que se redujo ligeramente en enero del 24,1% al 24,0%.

La situación es particularmente crítica en España y en Grecia donde más de la mitad de los jóvenes está sin trabajo (54,6% y 59,0%, respectivamente).

En el conjunto de la Unión Europea, el desempleo era del 10,8% en enero, similar al que prevalece desde octubre. Esto representa 26,23 millones de personas sin empleo, unas 17.000 más en un mes.

Por su parte, la inflación de febrero fue similar a la de enero, 0,8%, según una primera estimación de estadísticas Eurostat.

La subida de los precios de la alimentación, bebidas alcohólicas y tabaco (+1,5% tras el +1,7% de enero) se vio compensada por la caída de los precios de la energía (-2,2% tras -1,2% en enero), según los datos de Eurostat.


Afp/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?