| 1/9/2015 10:50:00 AM

Desempleo en EE.UU. cae a 5,6%

Estados Unidos cerró 2014 con su mejor año para la contratación en década y media luego de una saludable ganancia en el mercado laboral durante diciembre, con lo que la tasa de desempleo descendió a su mínimo en seis años.

Los nuevos datos refuerzan las expectativas de que la economía de Estados Unidos se seguirá fortaleciendo, en contraste con un crecimiento global tambaleante.

El Departamento de Trabajo informó que los empleadores agregaron 252.000 empleos el mes pasado, así como 50.000 más de lo estimado previamente en octubre y noviembre combinados. La tasa de desempleo cayó a 5,6% desde el 5,8% previo, con lo que alcanzó su nivel más bajo desde 2008.

Sin embargo, el crecimiento del salario sigue siendo débil. El pago promedio por hora cayó 5 centavos de dólar en diciembre. La tasa de desempleo se redujo, en parte, porque muchos de los desempleados se dieron por vencidos en su búsqueda de trabajo. El gobierno no cuenta a la gente como desempleada si no busca trabajo activamente.

Casi 3 millones de personas más están en las nóminas salariales de Estados Unidos en comparación con el inicio de 2014. Esa es la mayor ganancia laboral anual desde 1999. Adicionalmente, los precios de la gasolina han caído fuertemente, lo que dará a los compradores un mayor impulso en los próximos meses.

La mayoría de los economistas pronostican que la economía estadounidense crecerá más del 3% este año, lo que marcaría la primera vez en una década que el crecimiento alcance ese nivel.

Las empresas estadounidenses parecen estar haciendo caso omiso a los indicios de debilidad económica en otros países y siguen contratando trabajadores a tasas saludables. La mejora constante de la economía de Estados Unidos es especialmente llamativa en comparación con la debilidad en gran parte del mundo.

Europa apenas está creciendo y su tasa de desempleo es casi del doble de la de Estados Unidos. Japón, la tercera economía más grande del mundo, está en recesión. La economía de Rusia está sufriendo mientras los precios del petróleo se desploman. China se está buscando cómo manejar su desaceleración. Brasil y otros países de América Latina están pasando por problemas también.

Los temores de que el precio del petróleo caiga significativamente asustaron a los inversores a principios de semana, pero luego los mercados financieros se recuperaron. La mayoría de los economistas estiman ahora que los precios más bajos de los hidrocarburos beneficiarán a los compradores y a muchos negocios estadounidenses.

La tasa de desempleo está ahora cerca del rango de 5,2% a 5,5%, que la Reserva Federal considera como congruente con un crecimiento económico estable y una inflación baja. Una tasa por debajo de ese nivel podría hacer subir los salarios, los precios y la inflación. La caída en la tasa de desempleo aumenta la presión sobre la Fed para una posible alza de las tasas de interés pronto, a fin de evitar que los precios se disparen.

Al mismo tiempo, la caída de los precios del petróleo está manteniendo la inflación bajo control. La mayoría de los economistas pronostican que la inflación podría caer por debajo del 1% este año.

AP/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?