| 6/5/2015 6:00:00 AM

Desafíos del yuan chino al volverse moneda global

El gigante asiático ha hecho cambios estructurales en el manejo de su economía con el fin de que el yuan sea aceptado por el FMI dentro de la canasta de monedas DEG. Pero si es aceptado, ¿a qué se enfrenta?

Con los cambios regulatorios y la flexibilización financiera que ha realizado China para que el yuan sea aceptado como moneda reserva, sumado a la importancia que ha adquirido esta divisa a nivel transaccional en el mundo, hacen bastante probable que el FMI considere incluir esta moneda dentro de la canasta de monedas DEG.

Sin embargo, al estar incluida y volverse una moneda reserva, no solo gana el gigante asiático al disminuir sus costos de financiación y de transacción, aumentar la conexión con los mercados globales de divisas y aumentar su influencia en los mercados por medio de su política monetaria; sino que también se enfrenta a unos retos de los cuales dependerá el éxito de su entrada a esta canasta.

Por un lado, el martes el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben S. Bernanke, dijo que China antes de abrir su cuenta de capitales, necesita crear una liquidez profunda en el mercado financiero para minimizar la exposición al riesgo de tasa de cambio a los tenedores. “Un mercado profundo significa que la gente pueda sacar su dinero cuando quiera”, dijo Bernanke.

Así mismo, hizo referencia a que al abrir la cuenta de capital se debe estar seguro de tener una economía los suficientemente fuerte para manejar la entrada y salida de capitales.

Aunque ha ganado mucha importancia, no es ningún secrero que los mercados financieros de China aún carecen de profundidad y liquidez y, aún después de las reformas que ha realizado, el sistema bancario chino está muy por detrás de los de Estados Unidos y Europa en términos de eficiencia y transparencia.

Los datos revelados por una encuesta realizada por la Unidad de Inteligencia de The Economist sugieren algunos desafíos que deberá enfrentar China para continuar con el objetivo de posicionar su moneda:

  • 77% de las empresas encuestadas piensa que la falta de entendimiento acerca de cómo llevar a cabo transacciones en yuanes es el mayor obstáculo para su uso en transacciones transfronterizas.
  • La falta de liquidez global del yuan es el principal impedimento operativo a un mayor uso de la divisa, de acuerdo con el 65% de los encuestados.
  • Una mayor liberalización podría traer reubicación de las operaciones de tesorería regionales a China y deberá delegar más poder a los tomadores de decisiones en el continente, de acuerdo con el 64% de los encuestados.
  • La liberalización de la cuenta de capitales y la internacionalización del yuan traerá flujos de capital transfronterizos potencialmente volátiles, podría, por ejemplo, provocar una rápida apreciación de la moneda afectando la competitividad del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?