| 10/9/2009 12:00:00 AM

Déficit comercial de EE.UU. se contrae inesperadamente

El déficit comercial estadounidense se contrajo inesperadamente en agosto ante un modesto aumento de las exportaciones, mientras que las importaciones bajaron en forma notable debido a la disminución de la demanda de crudo extranjero.

El Departamento de Comercio anunció el viernes 9 de octubre, que el déficit comercial bajó un 3,5% a US$30.700 millones , sorprendiendo a los economistas que habían pronosticado mayores precios del crudo y un desequilibrio en US$33.000 millones.


Aunque los precios del petróleo subieron, el volumen de sus importaciones bajó drásticamente en agosto.

El continuado aumento de las exportaciones podría ser considerado un indicio esperanzador de que la economía global ha comenzado a recuperarse de una recesión severa que comenzó en Estados Unidos y que se extendió rápidamente a otras zonas del mundo.

En agosto, la exportación de bienes y servicios aumentó un 0,2% a US$28.200 millones, el cuarto mes consecutivo de aumentos. Esa tendencia refleja una mayor venta de productos agropecuarios estadounidenses incluyendo frijoles de soja y trigo, y el aumento en la venta de automóviles y repuestos, motores industriales y equipos de telecomunicaciones.

En los primeros ocho meses del año, el déficit comercial marcha a un ritmo anual de US$357.000 millones, la mitad de los US$695.900 millones del año pasado. La enorme contracción refleja la recesión que redujo drásticamente la demanda de bienes importados.

Pese a la mejora de agosto, los economistas creen que el déficit aumentará en los próximos meses con el repunte de la economía estadounidense, que comenzará a importar más productos extranjeros.

Empero, ese impacto será amortiguado por el aumento de las exportaciones al beneficiarse los fabricantes estadounidenses de la recuperación de la economía global.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?