| 10/10/2014 11:30:00 AM

El “Capo” que perdió un imperio

Hace unos años en las calles de Ciudad Juárez era frecuente ver el paso de un largo convoy de camionetas blindadas, a las que protegían hombres armados con fusiles. Nadie les molestaba.

;
BBC

Era la forma como Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy, líder del Cartel de Juárez, se movía por la ciudad fronteriza con Estados Unidos. Pero esos días de esplendor ya se fueron.

Ahora el Cartel, que llegó a tener presencia en la mitad del territorio mexicano, que exportaba el 60% de la cocaína que llegaba a las calles estadunidenses, es una organización que perdió casi toda su fuerza y que se limita a algunos municipios de Chihuahua y una parte de Ciudad Juárez, según informes de agencias estadunidenses.

Este jueves El Viceroy fue detenido por la Policía Federal. Un golpe demoledor a su organización, señala el especialista José Fernández Santillán. "Después de esto, la dinastía de los Carrillo Fuentes desaparece", dijo a medios locales.

Pantalón azul

Con esta captura el único líder histórico del narcotráfico en el país que permanece activo es Ismael Zambada García, El Mayo.

Una muestra del declive del Cartel de Juárez es la forma como se aprehendió a su líder: sólo un guardaespaldas le cuidaba, viajaba en una camioneta sin blindaje y se hizo pasar por otra persona en un puesto de vigilancia de la Policía Federal en Torreón, Coahuila.

Antes, a Carrillo Fuentes le gustaba ostentar relojes finos y cadenas de oro. Hoy, para evitar su captura, se apartó de los lujos y mantenía un bajo perfil.

Cuando fue detenido vestía un pantalón azul y una camisa del mismo color, pero de tono más suave. Su calzado sencillo era muy distinto al del pasado, cuando se aficionó a las botas de pieles exóticas.

Universitarios

El Viceroy es hermano del fallecido Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, quien ganó el sobrenombre porque estableció un virtual puente aéreo para traficar cocaína desde Sudamérica a la frontera con Estados Unidos.

En su flotilla de aeronaves contaba incluso con aviones Boeing 727. La estrategia se descubrió en 1995 cuando en el desierto de Sonora apareció abandonada una aeronave Caravelle con 10 toneladas de cocaína.

Tras la muerte de El Señor de los Cielos, dos años después, su hermano heredó el control del Cartel, aunque no pudo mantener la misma estrategia de tráfico de drogas.

En cambio, Vicente Carrillo estableció una compleja estructura para lavar las ganancias del Cartel que incluía a universitarios especializados en finanzas, y al menos hasta 2006 mantuvo en su nómina a un ex alto funcionario del Banco de México (Banco Central).

Según la PGR, la estructura financiera de la organización le permitió blanquear un promedio de US$1.000 millones al año.

La capacidad económica del Cartel de Juárez ayudó a expandirse desde Chihuahua, en el norte del país, hasta Quintana Roo, en el sureste.

En ese estado reclutó incluso al gobernador, Mario Villanueva Madrid, actualmente detenido en Estados Unidos por colaborar con el Cartel. Por esos años a Carrillo Fuentes le decían también El General, por el control que mantenía del narcotráfico en el país.

Pero su imperio empezó a fracturarse en 2004, cuando fue asesinado el hermano menor de la familia, Rodolfo Carrillo, conocido como El Niño de Oro.

El Cartel culpó del crimen al líder del Cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, su socio hasta ese momento.

Guerra

Desde entonces los carteles de Juárez y Sinaloa entablaron una disputa por controlar las zonas de cruce de drogas, armas y dinero en la frontera de Chihuahua y Texas.

La batalla se intensificó entre 2008 y 2011 y causó la muerte a más de 9.000 personas. Ciudad Juárez fue catalogada entonces como una de las poblaciones más peligrosas del mundo.

Al final, según informes del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), la organización de Carrillo perdió la guerra. Pero no bajó la guardia.

Hace unas semanas el diario Reforma de Ciudad de México publicó que los grupos de narcotráfico de Juárez, Beltrán Leyva, Zetas y el Cartel Jalisco Nueva Generación, trataron de formar una alianza para enfrentar al adversario común, la organización de Sinaloa.

A esa reunión asistieron, entre otros, Vicente Carrillo y Fausto Isidro Meza, El Chapo Isidro. El destino de estos personajes es ahora muy distinto:

El Viceroy está detenido. Fausto Isidro puede ser el nuevo líder del cartel Beltrán Leyva, que según especialistas puede ocupar el sitio que alguna vez tuvo la dinastía de los Carrillo Fuentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?