| 4/23/2012 10:00:00 AM

Crisis financiera tumbó gobierno de Holanda

El primer ministro holandés, Mark Rutte, presentó su dimisión y la de todo su gabinete ante la reina Beatriz tras fracasar la negociación del plan de recortes para rebajar el déficit público al 3 % en 2013.

En una reunión de dos horas con la reina, Rutte informó a ésta de su renuncia, de la de los ministros y de los secretarios de Estado, al no lograr un acuerdo sobre los ajustes con el partido antimusulmán (PVV), según la agencia holandesa ANP.

Rutte se comprometió, no obstante, a seguir implicado en las cuestiones de interés para el país.

La convocatoria de elecciones anticipadas será inminente, pero de momento se desconoce la fecha exacta.

Después de siete semanas negociando con los liberales y democristianos en el Gobierno, los antimusulmanes de Geert Wilders rechazaron el pasado sábado un paquete de medidas de ajuste para rebajar el déficit publico al umbral del 3 % en 2013, desencadenando la crisis política en el país.

Mientras no se celebren las elecciones, el Gobierno dimisionario tendrá que buscar pactos en el Parlamento para aprobar el nuevo paquete de ajustes económicos que debe presentar en Bruselas hasta el próximo 30 de abril.

La Comisión Europea confió hoy en que, a pesar de la crisis de Gobierno, Holanda logrará sacar adelante las medidas de ajuste para evitar que su déficit se eleve hasta el 4,6% como indican los últimos pronósticos.

Bruselas no quiso hacer conjeturas sobre la posibilidad de flexibilizar el objetivo de reducción de déficit al 3 % del PIB en 2013, pero afirmó que existe "espacio para la negociación y el diálogo".

Fuentes comunitarias precisaron después que el umbral para 2013 se mantiene, pero recordaron que en el caso de España se renegoció la meta intermedia para este año debido a que se había detectado un desvío fiscal en las cuentas de 2011.

EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?