| 4/15/2009 12:00:00 AM

Crisis Financiera afecta a Bancos Suizos

UBS anuncia fuerte pérdida en el primer trimestre y recortará personal.

(ZURICH ) UBS dijo el miércoles que registró una fuerte pérdida en el primer trimestre, lo que desinfló las esperanzas de una rápida recuperación del sector financiero, y adelantó que eliminará otro 11 % de su personal.


El presidente ejecutivo, Oswald Gruebel, un veterano ex gerente de Credit Suisse, dijo que el banco reportará una pérdida trimestral US$1.740 millones en el trimestre debido principalmente a amortizaciones y salidas de fondos de su famosa unidad de administración de riquezas.


Gruebel desea recortar el personal a 67.500 personas en el 2010, desde los 76.200 de fines de marzo, en un intento por ahorrar hasta 4.000 millones de francos. Los nuevos recortes se agregan a los miles ya anunciados durante la crisis e implican que UBS tendrá que reducir su fuerza laboral en casi un quinto desde su máximo de 83.800 de hace un año.


"Desafortunadamente no soy capaz -al menos todavía- de ofrecerles buenas noticias. Al revés, estoy obligado a presentarles otra ronda de insatisfactorias cifras de desempeño y anunciar medidas drásticas adicionales", dijo Gruebel a casi 5.000 accionistas de UBS en la junta anual de la firma.


"Nuestro panorama se mantiene cauteloso y enfrentamos muchas incertidumbres", comentó a una asamblea que escuchó en respetuoso silencio.


En la mañana, los títulos de UBS, que repuntaron el martes por expectativas de grandes despidos, caían un 8 % a 12,23 francos suizos. El índice bancario europeo DJ Stoxx cedía un 2 %.


"El resultado es una gran decepción. Tras las inesperadas buenas cifras de Goldman Sachs y Wells Fargo y los comentarios optimistas de Deutsche Bank sobre los primeros meses, esperábamos al menos un resultado estable de UBS", dijo un inversionista.


Reconstrucción del Banco


La crisis financiera ya obligó a UBS a anunciar amortizaciones por US$50.000 millones y sus títulos han perdido cerca de tres cuartos de su valor en los últimos 12 meses.


Las pérdidas del primer trimestre se suman a los 3.900 millones de francos suizos en pérdidas en activos ilíquidos y 23.000 millones de francos suizos en salida de fondos.
UBS entregará sus resultados del primer trimestre el 5 de mayo.


UBS indicó que la salida de fondos se produce principalmente luego de que en febrero el banco accediera a revelar detalles de algunos clientes en Estados Unidos acusados de evadir impuestos.


Mientras la anterior administración de UBS señaló que buscaba volver a la rentabilidad este año, Gruebel se limitó a decir que es su "tarea más urgente".


En un memo interno al personal, que fue obtenido por Reuters, UBS explicó que se eliminarían 4.000 puestos en la administración de riquezas y la operación suiza de los cerca de 49.500 existentes a fines del 2008, a pesar de que algunos de dichos despidos ya se materializaron durante el primer trimestre.


Unos 2.500 empleos serían cortados en la división local suiza de UBS, la cual contaba a más de 26.000 personas a fines del 2008.


"El recorte de costos siempre es una señal de debilidad. Significa que no puedes generar ganancias", dijo el analista Dirk Becker, de Kepler Equities. "Tomará varios trimestres reconstruir el banco", sentenció.


El ratio de capital de nivel 1, una medida de fortaleza financiera, fue del 10 %a fines de marzo, respecto del 11 % del final del 2008, detalló Gruebel, mientras anunciaba que tomará medidas para "proteger y fortalecer inmediatamente la base de capital del banco".


UBS le solicitará el miércoles a sus accionistas que le permitan emitir hasta un 10 % de capital accionario como medida de contingencia.


El banco suizo recibió una inyección de capital estatal de 6.000 millones de francos suizos y el Banco Nacional Suizo accedió a poner unos US$40.000 millones de activos tóxicos del banco en un fondo especial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?