| 8/2/2010 6:40:00 PM

Crisis de Colombia y Venezuela irrumpe en cumbre Mercosur

El conflicto de Colombia y Venezuela irrumpió durante el inicio el lunes de la cumbre de los países socios del Mercosur, que pretende la consolidación de su unión aduanera y la puesta en marcha de proyectos de desarrollo que reduzcan las asimetrías en el seno del bloque.

San Juan.- El canciller venezolano, Nicolás Maduro, instó a los gobiernos de la región a respaldar la propuesta de Caracas sobre un plan de paz para Colombia, presentada la semana pasada en el seno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La crisis colombo-venezolana fue tema destacado durante la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía e Industria de los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y de los asociados Chile, Bolivia y Venezuela, éste último en proceso de incorporación al bloque.

Caracas rompió relaciones con Bogotá después de que Colombia denunciara la supuesta presencia de guerrilleros de las FARC en territorio venezolano.

Maduro dijo en la apertura del Plenario de la Reunión número 39 del Consejo del Mercado Común, que antecede al encuentro del martes de los presidentes, que "la única guerra que persiste en la región es la guerra en Colombia" y acusó a ese país de utilizarla para justificar "un conjunto de chantajes, amenazas, manipulaciones permanentes contra una democracia" como la venezolana.

"Somos optimistas en cuanto a los pronunciamientos tanto de algunos de los grupos insurgentes que han hecho públicamente de manera inédita...así como la respuesta que han dado algunos de los voceros del gobierno entrante dentro de apenas unos días, y algunos de los voceros más importantes de instituciones como la Iglesia Católica colombiana, de instituciones y de partidos políticos", agregó.

Paraguay se pronunció porque el bloque intervenga en la solución del conflicto. "Mercosur puede y debe jugar un papel protagónico en la creación de oportunos espacios de diálogo entre ambas naciones", dijo el canciller Héctor Lacognata.

Días atrás, su par argentino, Héctor Timerman, había afirmado que el marco adecuado para la resolución del conflicto es Unasur, cuyo secretario general, Néstor Kirchner, también acudirá a la cita de San Juan.

El mismo lunes llegaron a San Juan, 1.265 kilómetros al oeste de Bueos Aires, la presidenta Cristina Fernández y su colega de Bolivia, Evo Morales.

Más tarde debían llegar los mandatarios de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Uruguay, José Mujica; Paraguay, Fernando Lugo, Venezuela, Hugo Chávez, y de Chile, Sebastián Piñera.

Timerman enfatizó que entre los pasos fundamentales para perfeccionar la unión aduanera está "la decisión de eliminar para el año 2012 la multiplicidad del cobro del arancel externo común para todos los bienes sin transformación que cumplan con la política arancelaria común, el establecimiento de un mecanismo para las transferencias de la recaudación aduanera y la conclusión del Código Aduanero del Mercosur".

En este sentido, puntualizó que "después de varios años de debate", los socios del bloque han "logrado sentar las bases" para la eliminación del doble cobro del arancel externo común.

Timerman dijo que es necesario "un abordaje amplio y sincero de las asimetrías que existen en términos de recursos, estructuras productivas y acceso al financiamiento".

El objetivo es que los productos que provienen de afuera del Mercosur paguen un solo arancel. En la actualidad, las mercancías extrazona pagan impuestos aduaneros dos veces cuando, para llegar a un país determinado del Mercosur, tienen que pasar por el territorio de otro socio.

El canciller brasileño, Celso Amorim, consideró "fundamental" avanzar con este objetivo, pero advirtió que las autoridades deben "encontrar soluciones justas" para que esta medida no perjudique a ninguno de los socios del bloque, como por ejemplo Paraguay.

En lo que respecta a las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea para la consecución de un acuerdo de asociación, se pronunció porque éste sea "justo y equilibrado". Dijo que el bloque suramericano ha presentado a la UE "una oferta muy positiva".

Sobre los proyectos del Fondo para la Convergencia Estructural, Timerman anunció la aprobación de nueve proyectos por un monto de U.S.$794 millones.

Los recursos serán destinados, por ejemplo, a obras de infraestructura en materia energética entre Uruguay y Brasil, y "la construcción de la línea de transmisión de 500 kv Itaipú-Villa Hayes, que añadirá potencia al sistema de energía exis7/8tente y mejorará la operación del sistema interconectado del Paraguay".

Además, está prevista la rehabilitación de 170 kilómetros de ruta entre Concepción y Vallemí (en Paraguay), el suministro de infraestructura edilicia escolar en la provincia argentina de Santa Fe y obras de saneamiento en el Municipio de Ponta Porá, en Mato Grosso do Sul, entre otros proyectos.

Timerman también consideró necesario avanzar sobre cuántos escaños corresponderán, en un futuro, a cada estado en el Parlamento del Mercosur.

Por otro lado, el plenario de ministros aprobó la creación del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur, que funcionará en Buenos Aires.

Durante la cumbre está prevista, además, la firma de un acuerdo comercial entre Mercosur y Egipto.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?