| 9/10/2009 12:00:00 AM

Crece a máximos en 10 años déficit comercial de EE.UU.

El déficit comercial estadounidense aumentó de forma notable en julio a su mayor nivel en seis meses, 16,3%, debido a las importaciones de automóviles y petróleo, mientras que los reclamos por seguro de desempleo bajaron la semana pasada más que lo pronosticado.

El Departamento de Comercio dijo el jueves el déficit comercial aumentó un 16,3% a US$32.000 millones en julio, frente a los US$27.400 pronosticados por los economistas. Fue el mayor desequilibrio desde enero y el mayor tanto por ciento en una década.

Las importaciones aumentaron un 4,7%, el mayor salto mensual desde 1992, mientras que las exportaciones ganaron un 2,2%, indicio de que la recesión ha comenzado a retroceder en la economía global.

Por otra parte, los reclamos de beneficios solicitados por primera vez bajaron la semana pasada más de los pronosticado, indicio de que las empresas han despedido a menos trabajadores a medida que mejora la economía.

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que los reclamos iniciales por seguro de desempleo bajaron a 550.000 de 576.000 la semana anterior. Los analistas pronosticaron un descenso a 560.000, según la firma Thomson Reuters.

El número de personas que siguen recibiendo beneficios bajó en 159.000 a casi 6,1 millones, el menor nivel desde abril.

Empero, el los reclamos de beneficios por desempleo siguen siendo muy superiores de los niveles relacionados con una economía sana. En una economía en expansión los reclamos semanales suman 325.000 o menos. Hace un año, 3,5 millones de personas recibían esos beneficios.

El promedio de cuatro semanas, que elimina las fluctuaciones, bajó la semana pasada en 2.750 a 570.000. La cifra es casi de 90.000 menos que la más alta en esta recesión, alcanzada a primeros de abril.

Incluidos los programas federales de emergencia, el número total de parados que reciben beneficios por seguro de desempleo fue de 9,16 millones en la semana que terminó el 22 de agosto, de 9,14 millones la anterior. El Congreso amplió con otras 53 semanas los beneficios de los desempleados además de las 26 semanas que aportan los estados.

La Fed y muchos economistas privados pronosticaron que el paro alcanzará para fines de año el 10%. Hasta ahora la recesión ha destruido 6,9 millones de empleos.

El repunte de julio reflejó un aumento del 21,5% en la importación de automóviles y repuestos, debido en parte al repunte de las fábricas propiedad de General Motors y Chrysler. Ambas empresas redujeron su producción en mayo y junio debido a sus bancarrotas.

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?