| 5/26/2015 5:00:00 AM

¿Cuánto cuesta una enfermedad?

Desde 1994 a la fecha, el costo de tratar enfermedades como la artritis se ha incrementado de US$65 mil millones a casi US$500 mil millones.

Según estudios realizados, aunque las enfermedades degenerativas como la artrosis, la artritis, la osteoporosis y el reumatismo se manifiestan con mayor intensidad en la edad adulta, empiezan a mostrar sus síntomas a temprana edad debido a que el cuerpo va reduciendo paulatinamente su producción de colágeno a partir de los 30 años y avanza el 1% anual, incrementándose de manera significativa de los 50 años en adelante.

Así pues, está comprobado que la prevención es más eficiente y menos costosa que la curación. Durante los últimos 25 años, los gastos relacionados con los tratamientos tradicionales para la artritis han aumentado rápidamente por todo el mundo, de US$65 mil millones en 1994 a casi US$500 mil millones hoy en día.

Varios de los procesos metabólicos en el cuerpo, como la capacidad de sintetizar proteínas nuevas, incluyendo el colágeno, se reducen con el proceso normal de envejecimiento. Por lo tanto, el sistema inmune de la sangre opta por atacar los principales depósitos que tenemos como los cartílagos, huesos y demás tejidos que están presentes en el sistema osteoarticular para desarrollar los anticuerpos.

Para Álvaro García, Gerente General de Probien, lo anterior, sumado a “los elementos de la vida moderna tales como la contaminación, los malos hábitos alimenticios, el alto nivel de estrés, la falta de ejercicio, el consumo de tabaco, alcohol y la sobredosis de medicamentos, produce una reducción en las funciones de nuestros tejidos y órganos causando la pérdida de resistencia, elasticidad y flexibilidad en el cuerpo”.

Esto se ve reflejado desde edades tempranas en la aparición de arrugas finas y profundas, dolores musculares, rigidez en articulaciones y músculos, cicatrización lenta de las heridas y fatiga frecuente. Señales que son ignoradas en los treinta por no tratarse de dolores intensos ni considerarlos problemas de salud importantes. Sin embargo, son solo una alerta de los efectos que tendrá la reducción del colágeno en nuestra salud y calidad de la vida en el futuro.

En la actualidad hay una gran tendencia de volver a los productos naturales libres de químicos y tóxicos y que además aporten los nutrientes necesarios para que el organismo pueda activar sus propios mecanismos de regeneración. Para García, “los productos naturales son por lo general más seguros y a largo plazo no generan efectos secundarios como sucede con los fármacos tradicionales.”

Entre estos, en el mercado se encuentran suplementos como Genacol, líder a nivel mundial en el sector de la salud natural, que cumplen con estas características y que prometen en un periodo de tiempo corto, mejorar la movilidad y el dolor en las articulaciones, gracias a su contribución de colágeno que además evita que se desgasten.

Genacol ofrece una de las soluciones naturales más eficaces debido a que su exclusiva tecnología secuencial aminolock logra un efecto superior con menos cantidad de producto que otros colágenos hidrolizados que existen en el mercado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?