| 11/11/2013 12:00:00 AM

Estudiantes prefieren universidades de EE.UU.

El número de estudiantes extranjeros continúa en ascenso en EE.UU., impulsado por los procedentes de China, y registró el pasado año un incremento de 7,2 %.

El total de estudiantes extranjeros en universidades de Estados Unidos se ubicó al final del pasado año escolar, que concluyó en mayo, en 819.644, lo que representa el 3,9 % de todos los matriculados en el país.

La cifra supone el séptimo incremento anual consecutivo, y es el mayor aumento en los últimos cuatro años.

Las principales destinos fueron la Universidad de Southern California, la de Illinois en Urbana-Champaign, la de Purdue en Indiana y la de Nueva York.

Por países, China se sitúa a la cabeza con 235.597 (un alza de 21,4 % respecto a 2012), seguida por India con 96.754 estudiantes (un 3,5 % menos), Corea del Sur con 70.627 (2,3 % menos) y Arabia Saudí con 44.566 estudiantes (30,5 % más).

Tanto México, en noveno lugar, con 14.199 (un 2,2 % más) como Brasil, en undécimo puesto con 10.868 (un 20,4 % más) aumentaron su presencia en EE.UU.

Según el informe, los estudiantes extranjeros generan cerca de 24.000 millones de dólares anuales para la economía estadounidense.

De hecho, en momentos en que el presupuesto educativo ha descendido en EE.UU., suponen un alivio económico para los centros universitarios ya que la gran mayoría de los estudiantes extranjeros no tiene acceso a ayudas ni becas públicas, y en muchos casos deben pagar matrículas más altas.

Asimismo, el flujo de estudiantes estadounidenses que viaja al extranjero se vio incrementado un 3 % respecto al año anterior, y fue de 283.332.

Como destinos, Europa se mantuvo en primer lugar encabezado por el Reino Unido, Italia, España y Francia.

En quinto lugar, se ubicó China, que recibió a 15.000 estudiantes estadounidenses.

 EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?