| 10/8/2009 12:00:00 AM

Consumidores en EE.UU. pidieron menos préstamos en agosto

Los consumidores redujeron sus créditos en agosto por séptimo mes consecutivo, a medida que las familias han comenzado a reducir sus deudas y los bancos recortaron los límites de las tarjetas de crédito.

Los estadounidenses ahorran más y consumen a crédito menos ante el temor al desempleo, el estancamiento de los salarios y la contracción del valor de la vivienda, lo que ha dado paso a una mayor frugalidad. Aunque es una tendencia positiva a la larga, según los economistas, puede debilitar la naciente recuperación, ya que el gasto de los consumidores mueve el 70% de la economía.

La Reserva Federal dijo el miércoles que el total de la deuda consumidora pendiente se contrajo en agosto en US$12.000 millones, a un 5,8% anual. Los economistas habían pronosticado una contracción de US$10.000 millones.

En julio la contracción fue de US$19.000 millones, el 9,1%, la mayor cuantía desde 1943 y la más pronunciada desde el 16,3% en junio de 1975.

"Los consumidores se están haciendo más conservadores en sus gastos y están reduciendo sus deudas", comentó el economista Zach Pandl, de la firma Nomura Securities. "La tendencia seguramente continuará".

La contracción refleja una baja en la demanda del crédito por parte de los consumidores, así como un endurecimiento de las normas adoptado por los bancos y otras instituciones crediticias.

El crédito consumidor pendiente de pago suma US$2,46 billones, un 4,6% menos que en julio. El informe de la Fed cubre las tarjetas de crédito, tarjetas de comercios, créditos automovilísticos y otros créditos personales. No incluye hipotecas u otras deudas relacionadas con los bienes raíces.

La contracción en agosto ocurrió pese a que los consumidores aumentaron sus gastos un 1,3%, según el informe emitido la semana pasada por el Departamento de Comercio. Ello sugiere que los consumidores compran cada vez más con efectivo en lugar de a crédito, indicó Pandl.

El programa Dinero por Autos Viejos ayudó a incrementar los gastos personales en agosto. Los economistas destacaron que la deuda de los créditos automovilísticos y otros no renovables bajó solamente un 1,6% el mes pasado, según la Reserva Federal, frente a una contracción del 12,6% en julio.

Mientras tanto, las deuda de las tarjetas de crédito se contrajo un 13,1%, la mayor cantidad desde enero.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?