| 4/3/2013 9:24:00 AM

Compra y acciones de Vodafone se desinflan

Las acciones de la compañía de telecomunicaciones caen luego de que Verizon Communications descartó una adquisición de la firma.

La negativa de la estadounidense Verizon sobre una posible compra sobre la compañía de telecomunicaciones llevó a las acciones a caer hasta un 3,6% este miércoles.

Los títulos del grupo británico han subido más del 25% este año, sobre todo en base a las esperanzas de que pudiera vender su 45% a Verizon Wireless por alrededor de US$115.000 millones para poner fin a una relación conflictiva.

"Como Verizon expresó varias veces, sería un posible comprador de la participación del 45 por ciento que Vodafone tiene en Verizon Wireless", dijo la compañía. "Sin embargo, actualmente no tiene ninguna intención de fusionarse o hacer una oferta por Vodafone, sea en solitario o en conjunto con otros", aclaró.

Estrategas en Olivetree Securities dijeron que el comunicado apuntaba a los accionistas de Vodafone para intentar poner fin al estancamiento que se ha vivido desde que Verizon Wireless fue formada por los dos grupos en 1999.


"El mensaje parece ser: 'Si quieren un acuerdo, su propio equipo es el que maneja esto: tienen que decirles que se comprometan más intensamente o que cambien sus expectativas de precio", sostuvo Olivetree.

"La especulación sobre una resolución de esta historia va a seguir y por eso las acciones de Vodafone no caerán demasiado", agregó.

Verizon publicó su comunicado el martes por la noche luego de que el blog Financial Times Alphaville citara fuentes anónimas diciendo que la empresa y su principal rival estadounidense, AT&T Inc., estaban trabajando juntas para proponer una oferta conjunta por Vodafone.

Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?