Revista Dinero

Hugo Chávez, presidente de Venezuela.

| 12/4/2012 9:00:00 AM

Cómo se vive en Venezuela la ausencia de Chávez

Hace casi tres semanas que los venezolanos no ven a su presidente, Hugo Chávez. Su última aparición, en televisión, fue una reunión con varios ministros el 15 de noviembre.

Chávez partió a Cuba el miércoles de la semana pasada para un "tratamiento especial" de oxigenación hiperbárica, según la versión del gobierno, que nunca ha ofrecido demasiados detalles acerca del estado de salud del mandatario, diagnosticado de un cáncer del que se declaró curado.

No es la primera vez que viaja a La Habana por cuestión de salud. Pero esta vez llamó la atención la discreción con la que el asunto fue llevado. A diferencia de otras ocasiones, no hubo discurso de despedida, ni hay imágenes del embarque ni de la llegada a Cuba.

Eso, junto al tiempo que ya lleva sin aparecer, alimenta los rumores sobre el estado de salud del presidente. Los medios de comunicación se han llenado de titulares respecto al asunto. Ahora bien, muchos titulares y especulación, pero información contrastada con fuentes oficiales, poca.

La clave, como apuntó el analista Luis Vicente León en su columna dominical del diario El Universal, está en saber "si el deterioro actual del presidente se debe a las secuelas de su convalecencia (que podrían mejorar a futuro) o si son parte de una enfermedad activa (que podría empeorar aún más)".

Es decir, si Chávez se trata en Cuba de algunas secuelas de la radioterapia, como afirman en el oficialismo, o padece una recurrencia de la enfermedad, como aseguran otros.


"Transparencia"

Desde la oposición se ha insistido en la exigencia de mayor transparencia respecto a los detalles de la salud del presidente, en tanto consideran que su condición de jefe de Estado lo obliga a informar a los venezolanos de los detalles de su salud.

"El tema de salud no puede ser algo llevado a medias tintas, porque cuando uno tiene una responsabilidad, cualquier situación desde el punto de vista personal tiene que conocerla el pueblo", dijo Henrique Capriles, candidato de la oposición derrotado por Chávez en las elecciones de octubre.

El politólogo John Magdaleno coincide en hablar de la falta de transparencia y afirma: "El estado de salud del presidente es la principal fuente de incertidumbre de Venezuela".

"El gobierno ha intentado dar la información mínima necesaria porque si se sabe la localización exacta del tumor de origen y la fase de avance, eso conduce a que los oncólogos formulen hipótesis acerca de su expectativa de vida", le dijo el analista a BBC Mundo.

Por su parte, el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, negó que exista tal falta de transparencia. Además, Villegas protagonizó un sonoro malentendido cuando afirmó que el presidente estaría el próximo 10 de enero para la toma de posesión de su nuevo mandato.

Algunos medios interpretaron que sería hasta entonces que el mandatario permanecería en Cuba, algo que el ministro aclaró que no era lo que había dicho.

Sobre la salud de Chávez también se pronunció el vicepresidente, Nicolás Maduro, el miembro del gobierno que más cerca estuvo del presidente durante su convalecencia. El número dos del gobierno ha exigido respeto para el jefe del Estado venezolano.

"Está cumpliendo disciplinada y estrictamente el plan para venir a gobernar estos seis años con más fuerza, con más madurez, con más sabiduría", dijo el vicepresidente durante un acto electoral de cara a los comicios estatales del próximo día 16.


Elecciones
La salida de Chávez se produce en plena campaña electoral para las gobernaciones, comicios que se celebrarán el próximo 16 de diciembre. Y como era de esperar, el asunto copa buena parte del debate público.

"La experiencia indica que cuando el presidente está fuera en tratamiento está más presente que nunca en el debate interno", escribió en Twitter Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis.

El politólogo Magdaleno también considera que "cada vez que se toma el tema de la salud del presidente Chávez, se convierte en el asunto de más relevancia durante un período de tiempo".

"Es prácticamente inevitable que sea un tema de debate público durante días, a veces durante semanas. Es inevitable porque no es un asunto irrelevante que el primer mandatario tenga cáncer", le dijo Magdaleno a BBC Mundo.

Para el analista, el oficialismo además pierde lo que llama el "efecto portaaviones": "La tradicional plataforma que le brinda a los suyos la presencia del presidente en cada campaña. Se ha venido discutiendo su impacto y diciendo que tiene al parecer rendimientos decrecientes".

"Ahora simplemente no habría tal efecto y no es menor en la medida en que buena parte de las campañas se han intentado plebiscitar respecto a la imagen del presidente", afirmó.
                                                               
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×