| 11/13/2011 12:00:00 PM

Cómo la tecnología puede revelar la causa de un accidente de tránsito

Conocer las causas exactas (y los culpables) es cada vez más fácil gracias a simulaciones en tercera dimensión, cámaras instaladas en el parabrisas y hasta aplicaciones en el celular.

;
BBC

Después de un accidente aéreo, el procedimiento rutinario es buscar la caja negra, que ayuda a revelar detalles sobre los últimos minutos previos al choque. Lo que no es tan conocido es que una tecnología similar también se encuentra en muchos de los automóviles que actualmente están en circulación.

Lo que empezó hace más de una década como la unidad de control para las bolsas de seguridad se ha convertido en un sistema que se puede enchufar al computador del vehículo para monitorear todos los movimientos del conductor, desde cuando se obtura el acelerador hasta cuando se indica una luz de cruce.

Aunque la tecnología se llama Event Data Recorder (o, en español, registradores de datos de eventos), en el momento estos datos no son guardados en la mayor parte de los carros en Europa. Pero si esto se hiciera, el dispositivo recolectaría la información necesaria para que los investigadores de accidentes de tránsito pudieran conocer los motivos exactos del choque.

Uno de estos investigadores de incidentes es el británico Tony Read, quien conversó con el programa de tecnología de la BBC, Click.

"Con la introducción del sistema antibloqueo de ruedas desaparecieron las marcas de derrape. Con la introducción del control de estabilidad, las marcas de un viraje brusco han tendido a desaparecer", recuerda el experto.

"Si los registradores de datos de eventos se hicieran más comunes se discutirían estos puntos y en mi opinión se solucionarían los accidentes y los acuerdos posteriores asociados de manera mucho más justa por la existencia de datos buenos, concretos y confiables".

Caso emblemático
En Estados Unidos y en Canadá, donde los registradores son comunes, ha habido numerosos casos judiciales en los que el sistema ha resultado útil.

Pero en el Reino Unido, el primer caso ocurrió en 2006. Antonio Boparan, el hijo de una de las familias más ricas del país, estrelló el carro en el que viajaba Cerys Edwards, una niña de un año que quedó con daños cerebrales severos.
 
Con los datos recolectados en la caja negra del vehículo del infractor se pudo establecer que condujo a 70 millas por hora (112 kilómetros por hora) en una calle que permitía máximo 30 millas por hora (48 kilómetros por hora).

Sin embargo, sólo fue posible determinar esa información porque el vehículo era de Estados Unidos, un país donde hay estándares sobre cuánta información y de qué tipo se puede guardar de los registradores.

La Unión Europea está actualmente explorando un plan llamado Proyecto Veronica con el objetivo de decidir si lo introduce en los países miembros. El proyecto buscar grabar los eventos de tránsito con base en los análisis inteligentes de accidentes.
 
Una cámara en el parabrisas
Los investigadores de accidentes con frecuencia realizan detalladas animaciones para probar en una corte cómo ocurrió un accidente.

Pero la importancia de estas animaciones podría reducirse si se captura el accidente en una cámara de video justo en el momento en que ocurre.

Precisamente esto es lo que está haciendo la empresa de paquetería DHL al instalar un complejo sistema de cámaras en más de 600 de sus camiones.

El sistema consiste en una cámara puesta en el parabrisas y enfocada hacia la calle que tiene instalado un sistema de GPS y unos sensores que monitorean cualquier movimiento inusual.

La cámara graba todo el trayecto del camión y guarda los treinta segundos que rodean las maniobras y las paradas.

"Entender de quién es la culpa de un accidente es clave para nosotros para saber si se trató de uno de nuestros conductores o si una tercera parte estuvo involucrada en el accidente", le dijo a Click Russell Clark, director de salud y seguridad de DHL en el Reino Unido.

"El beneficio es que el sistema de las cámaras nos deja ver exactamente eso a través de imágenes en una pantalla, no dependemos de los recuerdos que las personas tienen de los incidentes y nos permite definir la culpabilidad muy rápido dentro de todo el proceso", añade.

Además, "en términos de reclamaciones al seguro, que puede durar meses y hasta años, encontramos que la tecnología nos ayuda a reducir el proceso".

Aplicaciones del celular
Para personas comunes y corrientes también hay posibilidades que podrían ayudar a establecer la culpa en un accidente y tener pruebas más eficientes en una eventual disputa legal.

En el Reino Unido se vende un pequeño dispositivo que vale alrededor de 300 libras esterlinas (US$478), pero hay aplicaciones para los teléfonos inteligentes que aseguran que pueden hacer algo parecido utilizando la cámara del teléfono, el GPS y un acelerómetro instalado.

Pero además de los individuos, también la policía está buscando tecnología que pueda ayudarle a reducir los costos de los accidentes.

El Reino Unido pierde a causa de los cierres en las vías ocasionadas por accidentes más de 1.000 millones de libras esterlinas (US$1.600 millones), por lo que está probando unos escáneres en tercera dimensión que recogen imágenes en 360 grados y que prometen reducir drásticamente el tiempo que toma hacer el reporte de un accidente.

Según le dijo a Click el sargento Richard Auty, investigador de colisiones de la policía metropolitana, el proceso para hacer el reporte tarda actualmente al menos una hora, pero con los escáneres se podrá hacer en 20 minutos.

"Cerrar una vía cuesta unas 100.000 libras esterlinas cada hora (US$160.000) y en promedio estamos ahorrando una hora y media por cada cierre de vía en el que usamos el escaner", añade Auty.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?