| 7/14/2012 4:00:00 PM

Comercio exterior, un negocio siete por 24

Colombia operará a toda máquina para agilizar el comercio exterior, al entrar en funcionamiento un plan coordinado por el Ministerio de Comercio, a través del cual habrá atención las 24 horas, y los siete días a la semana por parte de las entidades de control respectivas.

Así lo anunció el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, durante la sesión plenaria del Acuerdo para la Prosperidad No. 77, en Barranquilla, e indicó que las entidades de control del comercio exterior, como el Invima, ICA, la Dian y la Policía Antinarcóticos, entrarán a operar bajo la modalidad siete días, 24 horas. 

“Vamos a hacer más expedito el comercio, pues necesitamos generar empleo para los colombianos a través de un mayor comercio. Queremos más exportaciones de nuestros bienes y servicios al mundo, y también que lleguen a Colombia, mas bienes de capital para fortalecer la industria nacional”, dijo el ministro.

Igualmente, el funcionario agregó que en últimas esto es lo que busca la política comercial del país.

El piloto de la medida arrancará en septiembre en el Puerto de Barranquilla, ciudad denominada por su Alcaldesa, como la “capital de los TLCs”, y busca además reducir las demoras, los sobrecostos y tiempos de permanencia de mercancías en puertos y aeropuertos, al entrar en plena vigencia en todo el país en el corto plazo.

“Apoyamos a la costa Caribe, y a Barranquilla en su empeño de ser la punta de lanza del aprovechamiento de los Tratados de Libre Comercio”, dijo el Ministro.

Así mismo, reiteró que la cartera a su cargo avanza hacia ese objetivo mediante la implementación de medidas tendientes a facilitar el comercio.
                                                                                                                  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?