| 10/24/2014 7:00:00 AM

¿Por qué las exportaciones están de capa caída?

El estancamiento en el comercio internacional no es un asunto particular de Colombia, la región también está viviendo una desaceleración de las ventas externas. Un informe del BID analiza la situación actual.

De acuerdo con el Monitor de Comercio e Integración 2014, un informe anual del Banco Interamericano de Desarrollo que analiza el estado de la integración de América Latina y el Caribe en el sistema comercial mundial, el estancamiento de las exportaciones en la región hace urgente la implementación de políticas que contribuyan a facilitar el comercio, como acuerdos preferenciales regionales que relancen las exportaciones.

El documento, que se basa en los datos más recientes, -al 15 de septiembre de 2014-, del INTrade, el sistema de información del BID sobre comercio e integración, enfatiza en los rasgos de vulnerabilidad externos de la región, realzada por la falta de diversificación sectorial de los flujos de exportación.

Según el Informe, la desaceleración del intercambio mundial obedece a factores como el debilitamiento de la demanda de los principales socios comerciales, la apreciación del dólar, la caída de los precios de los productos, y la incertidumbre de la economía mundial (recuperaciones inestables, débiles y poco sincronizadas, y el ajuste del saldo deficitario de la balanza comercial de bienes de Estados Unidos).

En esta tendencia negativa se observan tres escenarios. El primero son los crecimientos modestos en México y Centroamérica, los cuales se caracterizan por una oferta exportadora con mayor participación de manufacturas y donde Estados Unidos es un socio clave.

El segundo escenario presenta reducciones moderadas en los países sudamericanos donde predominan los productos básicos en la canasta exportadora y cuyos destinos están más orientados hacia Europa y a los mercados emergentes, particularmente China. Por último, la peor parte la llevan los países del Caribe, en donde se registra una contracción significativa.

Este comportamiento data desde mediados de 2011, cuando las ventas externas de la región entran en una fase de estancamiento y a mediados de 2014, las exportaciones acumulan tres años de crecimiento casi nulo, comparado con los logros alcanzados en un periodo de auge del 2003-2008.

Las cifras

En 2013, las exportaciones regionales alcanzan los US$1,09 billones, con una leve expansión anual de 0,1%, tras crecer solo 1,2% en 2012. México y Centroamérica registraron alzas de 2,5% y 1,6%, respectivamente; las ventas al exterior de los países Andinos y el Mercosur registraron un comportamiento de –1,8% y –1,0%, respectivamente), y las caribeña, de – 4,2%. Para los primeros siete meses de 2014 se estima que las exportaciones de América Latina y el Caribe crecen solo 0,5%; y se prevé que termine el año a una tasa de crecimiento inferior al 1%.

En cuanto a los volúmenes exportados, en 2013, la variación alcanza un 1,1% mientras que los precios se contraen 0,9% ya que las cotizaciones de varios productos exportados por la región, en particular los metales y el petróleo, sufren caídas o se estancan después de los máximos alcanzados en 2011.

Teniendo en cuenta la última década, a pesar de los esfuerzos por diversificar las ventas al exterior, la canasta exportadora de la región está más concentrada en productos básicos y sus derivados, razón por la cual es más vulnerable al debilitamiento de esos mercados: en 2003, las exportaciones de estos productos cubrían en promedio un 49% de la canasta exportadora de la región, mientras que en 2013 la proporción alcanzó el 60%.



En conclusión, el Informe señala que en el periodo postcrisis, la desaceleración del comercio mundial genera un cuadro poco favorable para las exportaciones de América Latina y el Caribe, por las retracciones en la demanda de los países desarrollados y modestos crecimientos en los mercados de los países en desarrollo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?