| 11/20/2009 9:00:00 AM

Colombia no caerá en "provocaciones" de Venezuela

Colombia mantendrá su "serenidad" y no caerá en "provocaciones", afirmó el viernes el ministro de Defensa, Gabriel Silva, tras calificar de "fantasiosas" argumentaciones de Venezuela para destruir dos pequeños puentes artesanales sobre un río en la frontera entre los dos países.

Por su parte, el vicecanciller de Venezuela, Francisco Arias Cárdenas, ratificó que su país no "estaba volando puentes" sino retirando "facilidades al narcotráfico" y que la única forma de superar las tensiones, que dijo no eran entre Colombia y Venezuela, sino entre Colombia y toda Sudamérica, era echando atrás un convenio de cooperación militar firmado en octubre entre Bogotá y Washington.

Las tensiones entre las dos naciones, surgidas tras conocerse la negociación del acuerdo militar colombo-estadounidense, tuvieron el jueves otro sobresalto después de que Venezuela confirmara que desde su territorio, militares destruyeron dos pequeños puentes peatonales artesanales en la frontera norte porque ambas estructuras servían para el contrabando de combustible y paso de drogas.

No se reportaron heridos, mientras imágenes de televisoras locales mostraron las estructuras destruidas en el medio y caídas sobre las aguas del río Táchira.

"Estamos preocupados la verdad, es un tema muy serio cuando se utilizan excusan totalmente fantasiosas", dijo Silva a la radio Caracol al ser consultado sobre la destrucción de los pasos y que aseguró servían para el cruce de personas que viven o trabajan en uno u otro país.

Declinó especificar si habría un reforzamiento de la presencia militar en la frontera e indicó que "la obligación principal de un ministro de Defensa es evitar a toda costa una guerra o una provocación".

"Por eso no caemos en las provocaciones o en la guerra verbal, o en los insultos, realmente un poco nos resbala, como se dice popularmente, lo que puedan decir del lado venezolano", aseguró. La situación "nos exige una actitud extremadamente serena como la que hemos demostrado y que mantendremos... lo que sí no podemos aceptar es una agresión contra la población o contra el territorio patrio y para eso los colombianos estamos preparados", dijo.

Poco después, el vicecanciller venezolano Arias destacó que en su gobierno "no estamos volando puentes y se trata sencillamente de quitar un artificio hecho artesanalmente, pero que se vino convirtiendo en esto: en una facilidad para el narcotráfico".

La destrucción de los pasos buscaba, aseguró Arias a radio Caracol, que el tránsito de personas y mercancías se diera entonces por otros dos puentes, situados a unos 20 kilómetros de distancia, que son cruces legales, con servicios de aduanas y vigilancia por parte de agentes de los dos países.

Ratificó que las tensiones de Caracas no eran con Bogotá, sino que era un problema regional porque "insistir en esas bases americanas en Colombia tiene que ver con la seguridad y la paz regional".

"Esta escalada de diferencias, de esta situación de tensión no tiene que ver sencillamente con lo que tradicionalmente podía ser un incidente de frontera... no hay un conflicto entre Venezuela y Colombia para buscar una intermediación, hay un conflicto o una situación entre Colombia y América del Sur", dijo Arias.

Y la causa del problema "el fondo son las bases, el echar atrás las bases...yo pienso que cambiaría las cosas realmente", aseguró.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?