| 12/10/2009 11:00:00 AM

China pide a EE.UU. mayor reducción de emisiones de carbono

China hizo un llamado al presidente Barack Obama para que incremente la oferta de reducción de gases efecto invernadero, y dijo que se podría discutir una meta para el 2050 siempre y cuando los países ricos ofrecieran mayores recursos y recorte de emisiones en el corto plazo.

Copenhagen – Xie Zhenua, jefe de la delegación china en la reunión de cambio climático de Copenhagen, dijo que los países desarrollados deben comprometerse a reducir por lo menos el 40% de las emisiones, para el 2020. El enviado chino dijo que Beijing era una de las ciudades que estaba interesada en un tratado legal en la reunión de cambio climático.

Un resultado exitoso de la cumbre en gran medida depende del acuerdo entre los Estados Unidos y China, que en conjunto generan el 40% de las emisiones mundiales de carbono.

Pero las negociaciones se han estancado durante meses por desavenencias entre los países desarrollados y en desarrollo sobre quién debería reducir las emisiones, por cuánto, y quién debe pagar.

"Espero que el presidente Obama pueda aportar una contribución concreta a Copenhague", dijo Xie en una entrevista poco habitual.

"El mundo entero está mirando a los Estados Unidos, y mientras tomen un papel de liderazgo positivo, entonces creo que podemos dar un gran paso en la lucha contra el cambio climático", declaró el enviado.

El jefe de la delegación de china, quien es vicepresidente de la poderosa Sociedad Nacional de Desarrollo y Reforma (CEDR), pidió una acción más decidida de los países ricos un día después de que un alto miembro de su delegación tildó sus actuales compromisos como poco ambiciosos y engañosos.

Xie inicialmente dijo a Reuters, que los países ricos deben hacer reducciones de emisiones entre 25% y 40% frente a los niveles de 1990 para el año 2020, pero aclaró luego que China se mantiene firme en su insistencia en el pasado de los cortes de "al menos el 40%".

Meta para el año 2050 "posible"

Xie descartó la firma de una meta a largo plazo de recorte de emisiones propuesta por los países desarrollados, a menos que se tomen medidas más fuertes para reducir su emisión de gases de efecto invernadero en el corto plazo y que brinden "suficientes, adicionales y sostenibles" ayudas financieras y tecnológicas a los países pobres .

"No negamos la importancia de un objetivo a largo plazo, pero creo que un objetivo a medio plazo es más importante. Tenemos que resolver el problema de inmediato", afirmó el delegado chino.

"Si las demandas de los países en desarrollo pueden ser satisfechas creo que podemos discutir (2050) las emisiones de meta", agregó.

El delegado rechazó la propuesta actual de la ONU para la financiación de US$10 mil millones al año entre 2010 y 2012, argumentando que "no es suficiente". China quiere que los países desarrollados proporcionen asistencia por un valor entre el 1% y el 1,5% por ciento de sus ingresos nacionales.

"Creo que hay una gran brecha entre lo que ha sido propuesta por el mundo desarrollado y lo que espera el mundo en desarrollo o de investigación científica", dijo.

Xie dijo que prefería un acuerdo jurídicamente vinculante en la reunión de Copenhague, y que se deben respetar los acuerdos anteriores de las Naciones Unidas, incluido el Protocolo de Kyoto y el acuerdo establecido en Bali hace dos años.

En Dinamarca dicen que el tiempo se ha agotado para realizar un texto completo y están presionando para lograr acuerdo político la próxima semana, que luego podría ser convertido en un texto jurídico en 2010.

Muchos países en desarrollo temen que el mundo rico está tratando de socavar el papel de las Naciones Unidas en la lucha contra el cambio climático, en un intento de hacer más fácil reducir gradualmente sus emisiones y las responsabilidades financieras a los países pobres.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?