| 7/1/2011 7:50:00 AM

Chávez reconoce tener cáncer y dispara las dudas

A tres semanas de su operación en Cuba por un absceso pélvico, el presidente venezolano admite una segunda intervención para extraer un tumor con "células cancerígenas". Se desconoce aún la gravedad y cuándo regresa a su país.

Hugo Chávez habló por primera vez en tres semanas para aclarar dudas sobre su enfermedad pero sus declaraciones no hicieron más que incrementar la incertidumbre sobre su estado de salud. En la noche del jueves ofreció un atípico discurso en el cual reconoció que estaba luchando contra el cáncer.

En una breve cadena nacional, de 15 minutos de duración, el mandatario informó desde Cuba que debió someterse a una segunda operación para extraerle un tumor con células cancerígenas, tras la primera realizada el 11 de junio por un absceso pélvico.

Con un tono de voz más medido de lo habitual, y visiblemente más delgado, Chávez evitó dar detalles sobre la ubicación del tumor y sobre el tipo de cáncer al cual se enfrenta, lo que hace difícil anticipar la duración de su proceso de recuperación.

Chávez, quien es cuestionado desde sectores opositores por estar gobernando desde La Habana, aseguró que "sigue al mando" del país y evitó dar precisiones acerca de cuándo regresará a Venezuela. Pese a que una cumbre regional, prevista para la próxima semana, se suspendiera el miércoles por su estado de salud, todos esperaban que Chávez estuviera presente en los festejos del 5 de julio por el bicentenario de la independencia de Venezuela.

Su presencia ahora está más en duda que antes.

"Al mando"
Tras semanas de especulaciones y rumores, en las que la información oficial fue vaga y escueta, el propio Chávez confirmó que su estado de salud es más grave de lo que se había informado previamente.

El presidente, de 56 años, señaló que fue su aliado Fidel Castro quien le informó de la mala noticia.

"Desde que el mismo Fidel Castro en persona (...) vino a anunciarme la noticia del hallazgo cancerígeno, comencé a pedirle a mi señor Jesús; al Dios de mis padres, diría Simón Bolívar, al manto de la Virgen, diría mi madre Elena; a los espíritus de la sabana (...) para que me concedieran la posibilidad de hablarles, no desde otro sendero abismal. Ahora quería hablarles desde este camino empinado por donde siento que voy saliendo ya de otro abismo", señaló.

Y agregó: "Los estudios confirmaron la existencia de un tumor con presencia de células cancerígenas que hizo necesaria una intervención que permitió la extracción total de dicho tumor", aseguró Chávez.

"Fue una intervención mayor, realizada sin complicaciones, tras la cual he venido evolucionando satisfactoriamente mientras recibo los tratamientos complementarios para combatir los diferentes tipos de células encontradas". Chávez reconoció que "cometió un error" al no haberse sometido a chequeos médicos más rigurosos en el pasado.

Pese a su convalencia, el presidente hizo hincapié en que sigue gobernando, aunque aseguró que se enfrenta a un "proceso lento y cuidadoso que no acepta apresuramientos ni presiones".

Unidad
Tras la alocución del presidente, el consejo de ministros en pleno apareció en la televisión estatal venezolana.

El encargado de hablar fue el vicepresidente Elías Jaua, quien aseguró que no había "tiempo para la tristeza". Jaua señaló que en este momento que vive el país se hacía necesaria la "unidad" y una "máxima disciplina". Cerró su breve discurso con el tradicional "Patria, socialismo o muerte", mientras los ministros levantaban el puño.

El propio presidente evitó finalizar su cadena con la usual frase del chavismo y optó por señalar: "Gracias Dios mío, gracias pueblo mío, gracias vida mía, nosotros seguiremos venciendo (…), por ahora y para siempre viviremos y venceremos. Por ahora y hasta el retorno".

Dudas
Lo que no hizo Chávez fue dar mayores explicaciones sobre el tipo de enfermedad que lo aqueja, datos cruciales para conocer la magnitud del estado de salud del presidente, quien llegó al poder en 1999 y espera conseguir un nuevo mandato en las elecciones del año próximo.

Consultado por BBC Mundo, el médico y ex ministro de Salud, José Félix Oletta, aseguró que "el presidente no precisó la ubicación del tumor. Eso influye para conocer la gravedad, por el tipo de órgano afectado, por la extensión de la enfermedad y por el tipo de tumor". "Por la información que dio Chávez -sostiene Oletta- lo más probable es que tenga que someterse a quimioterapia".

El mandatario tampoco ofreció detalles acerca del proceso de recuperación.

Nadie sabe cuánto tiempo permanecerá convaleciente en La Habana, ciudad a la que llegó en el marco de un gira regional por Ecuador, Brasil y Cuba tras salir de Venezuela el 5 de junio. Y nadie sabe, tampoco, si estará presente en el Bicentenario de la Independencia la próxima semana.

Chávez, quien salió a despejar los crecientes rumores sobre su salud, abrió la puerta para una infinidad de especulaciones sobre su recuperación y, por ende, sobre el futuro cercano de Venezuela, país que ha gobernado en los últimos 12 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?