| 6/9/2010 3:30:00 PM

Chávez recomienda "no invertir" en E.U. porque está "quebrado"

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que no le recomienda "a nadie invertir nada" en Estados Unidos, porque a su juicio ese país está "quebrado" económicamente. "Ese país está quebrado, no le recomiendo a nadie invertir nada en ese país, Estados Unidos", declaró Chávez.

Chávez sustentó su afirmación en unos datos de un informe que atribuyó a la firma Global Reserch, con sede en Montreal, Canadá, sobre la situación económica y financiera de Estados Unidos, en el que destacó la caída del empleo y el aumento de la deuda de la primera potencia mundial.

El mandatario socialista resaltó que, de acuerdo a los datos de la firma canadiense, "la deuda total del Gobierno de Estados Unidos es ahora el 90 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)".

"La deuda crediticia del mercado en Estados Unidos (...) llegó a 370 por ciento del PIB (...) ¡ese país está quebrado, no le recomiendo a nadie invertir nada en ese país, Estados Unidos!", afirmó Chávez.

A su juicio, Estados Unidos llegó a esa supuesta situación de "quiebra" porque los Gobiernos del actual presidente de ese país, Barak Obama, y el de su predecesor, George W.Bush, "protegen a los ricos" frente a crisis como la financiera que estalló en 2009.

"Nosotros no", dijo Chávez, y destacó que durante la minicrisis financiera de finales del año pasado, que afectó a una decena de pequeños bancos locales, su Administración asumió los costos de la misma y "nadie" de los "pequeños y medianos" depositantes "perdió sus ahorros".

"Esas son las diferencias entre el Gobierno socialista (de Venezuela) y los Gobiernos capitalistas" como el de Estados Unidos y otros países, entre los que mencionó a España y Alemania.

Chávez incluso sugirió a Obama que le pidiera "ayuda" a su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), con el argumento de que esa organización recaudó entre su militancia 7 millones de bolívares (1,6 millones de dólares) en una semana, para financiar la campaña para los comicios parlamentarios del próximo septiembre.

"Obama, pide ayuda Obama, el PSUV pudiera ayudar a Obama porque recaudó 7 millones de bolívares", dijo el mandatario, aunque inmediatamente reflexionó y dijo que su organización "por principio no ayudaría" al mandatario de Estados Unidos.

Chávez aseveró que no le desea "ningún mal al pueblo estadounidense" pero que se ve obligado a hablar de esas "verdades" económicas para defenderse de la "campaña" dirigida desde Estados Unidos en contra su "revolución" bolivariana y socialista que dirige desde hace 11 años.

"A nosotros se nos acusa desde Estados Unidos (de) que nosotros estamos quebrando a Venezuela", aseguró Chávez, que calificó esa tesis como una de las tantas "mentiras" de la oposición local e internacional para desprestigiar a su Gobierno socialista.

Reconoció que "desde el punto de vista técnico, Venezuela está en recesión" luego de "tres trimestres" consecutivos de caída del PIB, en último, entre enero y marzo pasados, en un 5,8 por ciento.

"Pero el desempleo aquí ha disminuido", dijo, y destacó que si en Venezuela "estuviera gobernando el capitalismo" seguramente "la caída del PIB fuera mucho mayor, y hubiesen botado a millones de trabajadores del sector privado y del sector público" nacional.

Chávez hizo esas afirmaciones al hacer entrega de créditos a pequeños y medianos empresarios venezolanos como parte del apoyo de su Gobierno al "sector privado honesto, de verdad trabajador, que quiere el progreso de Venezuela".

El jefe de Estado sostuvo que su "guerra" es contra los grandes capitales que, insistió, han creado monopolios que afectan el desarrollo productivo del país y han "explotado" al pueblo.

Las directivas patronal y comercial venezolanas han dicho que en vez de hablar de "guerra, Chávez debería convocar a un diálogo nacional y "llamar a la confianza en el país" dando "demostraciones de que en Venezuela sí se respeta la propiedad privada", para reflotar la golpeada economía local. EFE

gf/agp

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?