| 9/16/2009 12:00:00 AM

Chávez quiere aprovechar la energía nuclear

El mandatario venezolano ahora quiere unirse al club de la energía nuclear y ha buscado a Rusia para que le ayude a comenzar.

Hugo Chávez  ya desestimó las preocupaciones de los críticos sobre sus ambiciones nucleares, ofreciendo garantías de que sus objetivos son pacíficos y que Venezuela simplemente sigue los pasos de otras naciones sudamericanas que usan la energía atómica.

Sin embargo, su proyecto sigue en fase de planificación y todavía se enfrenta a una serie de obstáculos prácticos. Es probable que requiera miles de millones de dólares, así como la tecnología y la experiencia que Venezuela no tiene todavía.

Rusia ofreció su ayuda para llenar ese vacío, y Chávez anunció que ambos países han creado una comisión de energía atómica.

"Lo digo ante el mundo: Venezuela va a comenzar el proceso para desarrollar la energía nuclear, pero no vamos a hacer (una) bomba atómica, así que no nos vayan a estar después fastidiando... con una guerra y una cosa como la que tienen contra Irán, no", dijo Chávez el domingo.

El mandatario es un estrecho aliado de Irán y defensor del programa nuclear de ese país, mientras que Estados Unidos y otros países acusan a Teherán de tener un programa secreto de armas nucleares.

"Vamos a desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos como la tiene Brasil, Argentina", indicó el gobernante.

Su gobierno también ha adquirido más de 4.000 millones de dólares en armas a Rusia en los últimos años, y la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton expresó el martes su preocupación las compras de armamento por parte de Venezuela, afirmando que Venezuela "tendría que poner en práctica procedimientos para garantizar que las armas que compra no sean transferidas a grupos insurgentes o a organizaciones ilegales como las pandillas dedicadas al tráfico de drogas y otros carteles".

Aunque Clinton no mencionó el asunto nuclear, el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, en respuesta a la pregunta de un reportero sobre si a Estados Unidos le preocuparían posibles transferencias de material nuclear entre Irán y Venezuela, Kelly dijo: "La respuesta breve a eso es 'sí, nos preocupa'".

Kelly señaló que Venezuela es signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear, lo cual restringiría cualquier programa atómico a propósitos no militares.

Algunos de los críticos de Chávez, entre ellos legisladores estadounidenses, están alarmados. El congresista republicano Connie Mack instó a los Estados Unidos y sus aliados "a unirse para impedir que Chávez tenga acceso a una nueva tecnología nuclear".

La representante Ileana Ros-Lehtinen, una legisladora republicana de la Florida, dijo que el plan de Rusia de prestar Venezuela más de 2.000 millones para comprar más armas, junto con los planes de cooperación nuclear, "genera una sensación pavorosa de que la historia de Irán, respaldado por la acumulación militar y nuclear de Rusia, se repite de manera casi idéntica en Venezuela".

Chávez dijo que discutió el asunto nuclear la semana pasada con el presidente ruso Dmitry Medvedev y el primer ministro, Vladimir Putin, durante una visita a Moscú. "Rusia nos va apoyar por la mitad de la calle (sin ocultar nada)", destacó Chávez. "Lo ha dicho el propio Putin: 'Vamos apoyar a Venezuela para que tenga energía nuclear'".

Rusia ya firmó un acuerdo marco el año pasado comprometiéndose a cooperar. Este acuerdo es "todo lo que hay por el momento", dijo el martes Sergei Novikov, portavoz de la agencia estatal rusa de energía nuclear Rosatom. "No hay proyectos concretos que se han elaborado y acordado", dijo a la AP Novikov en Rusia.

Cualquier trabajo conjunto en minería de uranio o torio, otro metal radiactivo, es algo que queda "a una larga distancia", indicó Novikov. Señaló que Venezuela dice que tiene yacimientos, pero tiene que decidir si quiere ayudar a Rusia a explorar y, si es así, debe crear una empresa conjunta para ese fin.

Si se alcanza un acuerdo para que Rusia ayude a Venezuela a crear un centro de investigación nuclear, los especialistas rusos podrían participar estrechamente para garantizar la protección y seguridad nuclear, señaló Novikov.

Una delegación venezolana visitó Moscú el mes pasado, y discutieron la creación de programas de capacitación de especialistas venezolanos en materia de seguridad nuclear y en el uso de reactores, dijo la agencia nuclear de Rusia en un comunicado.

Acotó que se trató también la formación de venezolanos en el diseño y la construcción de "un ciclotrón o un reactor de investigación con el objetivo de producir radioisótopos con fines médicos".

No sería la primera vez para Venezuela el construir un reactor nuclear. Un pequeño reactor experimental se completó en 1960 en el Instituto Venezolano de Estudios Científicos, cercano a Caracas. En la última década, se ha utilizado como planta de esterilización de productos farmacéuticos, material quirúrgico y otros productos utilizando la radiación del cobalto-60.

"El objetivo que tenía (ese reactor) lo perdió por obsolescencia tecnológica, pero vamos a comenzar y estamos trabajando eso con Rusia", relató el mandatario.

No está claro qué tipo de tecnología nuclear, si las hubiere, Venezuela podría pedir a Irán. Chávez ya en el 2005 expresó su interés en el desarrollo de la energía nuclear y mencionó que Venezuela, podría debatirlo con Irán.

Dijo que durante su visita a Irán el 4 de septiembre que "estamos haciendo la visualización del proyecto de energía nuclear, para que el pueblo venezolano también cuente en el futuro con ese maravilloso recurso para usos pacíficos".

Agregó que Venezuela e Irán acordaron trabajar juntos "un estudio geológico, geoquímico y geofísico en los estados andinos" y en las montañas de su estado natal de Barinas, donde "tenemos ya información satelital que indica que hay buenos recursos de minería de distintos minerales, muy importantes para el desarrollo del país". No dio detalles y ni mencionó metales como el uranio.

Tampoco quedó claro en qué medida Chávez tiene la intención de invertir en el proyecto nuclear. Su gobierno ha estado haciendo frente a una fuerte disminución de sus ingresos en el último año debido a la caída de los precios del petróleo venezolano, que financia casi la mitad del presupuesto nacional.

También en América del Sur, Argentina tiene dos centrales nucleares en funcionamiento, al igual que Brasil.

Las autoridades brasileñas también tiene previsto invertir 3.700 millones dólares para construir una tercera planta nuclear después de recibir la aprobación ambiental a principios de este año.

 

 

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?