| 1/7/2011 4:20:00 PM

Chávez debe dejar favorecer firmas extranjeras:gremio

El presidente venezolano Hugo Chávez debería dialogar con las compañías locales y dejar de favorecer a las extranjeras, dijo el viernes el líder del mayor gremio empresarial del país, Noel Alvarez, a quien la fiscalía investiga por sus duras críticas al Gobierno.

El presidente de Fedecámaras aseguró que el Gobierno necesita lograr acuerdos con el sector privado para reactivar la economía, que acumula dos años de recesión.

Sin embargo no es previsible que Chávez, quien ya comenzó la campaña por su reelección en el 2012, se siente a una mesa con quienes considera enemigos .

"Se incentiva cada vez más las importaciones y pareciera que hay recelo en conversar con los empresarios nacionales cosa que no existe con los extranjeros", dijo el empresario textil y de servicios en una entrevista con Reuters.

Aseguró que desde que Chávez llegó al poder en 1999, unas 5.000 empresas han cerrado en el país, que suele importar alrededor de un 70% de lo que consume y que paga con su extensa renta petrolera.

"No están dadas las condiciones para que tengamos un crecimiento económico porque no hay estímulo al sector privado sino un estímulo a las importaciones", aseguró el gremialista.

El Gobierno estima que este año la economía crecerá un 2% y que la inflación sea de entre el 23% y el 25%.

Pero los empresarios calculan que el Producto Interno Bruto (PIB) fluctuará entre un retroceso del 0,5% y una expansión del 0,5%, con una inflación superior al 30%.

Chávez ha estimulado la relación de su Gobierno con empresarios de Argentina, Brasil y sus aliados de Rusia y Siria, al considerar que el sector privado venezolano pretende derrocarlo.

Enemigos cercanos

La Fiscalía inició en diciembre un proceso penal en contra de Alvarez porque propuso crear un "gran frente nacional" para resistir lo que él califica como acciones inconstitucionales del Gobierno.

Adicionalmente, el empresario llamó a la Fuerza Armada a desobedecer toda orden ilegal al tiempo que protestó confiscaciones de tierras y leyes que incluyen la habilitación para que Chávez legisle por decreto.

Pero Alvarez niega que sea así y dice que sus declaraciones de diciembre nunca pretendieron instigar al delito.

"El Gobierno tiene la piel muy sensible", comentó. "Yo lo único que hice fue recordarle la Constitución y las leyes al Gobierno, a la Fuerza Armada y a los órganos del poder público".

La relación entre el Gobierno y los empresarios ha sido tensa por años. Chávez suele acusar a Fedecámaras de golpista porque su líder en el 2002, Pedro Carmona, asumió la presidencia del país durante su breve derrocamiento ese año.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?