| 7/18/2008 12:00:00 AM

cervecera

? Los grandes jugadores de la industria cervecera se están fortaleciendo para conquistar nuevos mercados y ganar posicionamiento.

El mercado mundial de la cerveza ha estado muy movido. Las grandes cerveceras buscan nuevas consolidaciones para fortalecerse en los mercados y enfrentar el aumento en los precios de materias primas como la cebada y el aluminio. Por otro lado, el interés por operar en mercados de bajo consumo de cerveza como India y China, ha impulsado procesos de integración para poder atender nuevos clientes.

La más reciente movida la realizó la cervecera belga-brasilera InBev al comprar a su rival estadounidense Anheuser-Busch, que lleva más de 150 años en el mercado. La oferta inicial fue de US$46.300 millones en la que se pagaba US$65 por acción y fue rechazada por ser considerada muy baja, frente al valor de la empresa. Después de un mes de puja, en la tarde del domingo 13 de julio se aprobó la compra con un valor de US$52.000. La nueva empresa tendrá el nombre de Anheuser-Busch InBev, será la cervecera de mayor tamaño del mundo y estará entre las cinco empresas de consumo masivo más grandes. De estar operando juntas, se estima que generarían ganancias de alrededor de US$36.400 millones en 2007. La nueva compañía operará alrededor de 300 marcas en todo el mundo, incluyendo Budweiser y Bud Light, pertenecientes a Anheuser-Busch y Stella Artois, y Beck's de InBev. Con la fusión se espera un ahorro en costos de US$1.500 millones para 2011, que alcance el punto de equilibrio en 2009 y empezar a generar ganancias en 2010. Aunque en días pasados el presidente de Anheuser-Busch, August Busch IV, se había mostrado renuente a la aceptación de la oferta, varios accionistas se quejaron e instauraron una demanda en contra de la empresa por no considerar a fondo la propuesta. Esta presión, y una mejora en la oferta, hizo que los ejecutivos reconsideran la venta. Otros jugadores como Molson Coors y SABMiller (MillerCoors) ya consolidaron todas sus operaciones en Puerto Rico y Estados Unidos y funcionan como una sola empresa desde comienzos de julio de este año. Esta fusión se presentó en octubre del año pasado con el fin de fortalecerse ante su mayor competidor, Anheuser-Busch. Después de las negociaciones, se estableció que SABMiller tendría el 58% de participación por ser la más grande y Coors el 42%. Esta movida, aunque estratégica, no es garantía de éxito, pues actualmente Anheuser-Busch cuenta con un margen de rentabilidad del 17%, duplicando el de estas dos empresas y controla la mitad del mercado de Estados Unidos.

A través de la integración de SABMiller y Molson Coors, la segunda y tercera cerveceras más grandes de este país, se quiere entrar al mercado de nichos más específicos y sofisticados con cervezas como Peroni, Nastro Azzuro y Pilsner Urquell. A su vez, se quiere potenciar la marca de cerveza artesanal Blue Moon, de Molson Coors, con ventas de un millón de unidades anuales en Estados Unidos, debido el aumento en la demanda de cervezas especializadas.

La fusión entre InBev y Anheuser le dio un vuelco al mercado cervecero y con la consolidación de Coors Miller, la competencia del mercado de la cerveza estará dando de qué hablar en los próximos meses. ?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?