| 1/10/2016 12:05:00 PM

China avanza en tecnología aeroespacial con fines científicos y militares

A pesar de la desaceleración de la economía china en los últimos meses, la industria aeroespacial de ese país no ha retrocedido y, por el contrario, ha dado pasos agigantados en materia de competitividad y nuevos desarrollos.

El gigante asiático selló un nuevo capítulo de su carrera espacial con la puesta en órbita de uno de los satélites de observación terrestres más avanzados en materia de predicción meteorológica y análisis de fenómenos naturales.

Dicho artefacto fue lanzado desde el centro espacial de Xichang con el impulso de los cohetes de Larga Marcha 3-B, los cuales le permiten movilizarse de forma sincronizada con el planeta Tierra. 

Es tal la potencia del satélite Gaofen 4 que es capaz de identificar un pozo petrolero en altamar con sus cámaras de alta definición, según lo explicó la Administración Nacional del Espacio de ese país.

Con el lanzamiento de ese satélite, China completó diecinueve misiones espaciales en el 2015. El propósito para los próximos cinco años es lanzar al espacio por lo menos siete satélites de la serie Gaofe con fines de investigación científica. Lea también: Medellín tiene futuro en los negocios del espacio

La nación gobernada por el líder comunista Xi Jinping desde 2013 ha realizado grandes esfuerzos para seguirle los pasos a la industria aeroespacial de Estados Unidos, el principal referente del sector a nivel global, y demostrar su potencial tecnológico al mundo.

Con 1.300 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) de más de US$10 billones, esa nación también prevé expandir su poder militar con tecnología espacial del más alto nivel.

Recomposición de las fuerzas

El Ejército de Liberación Popular chino (ELP) creó una nueva división dedicada a las operaciones del espacio. Se trata del grupo de ‘Fuerza Balística’, cuya tarea será desarrollar misiles y cohetes. Este segmento se suma a la unidad especializada de ‘Fuerza de Apoyo Estratégico’, que a su vez asumirá el reto de combatir los ataques cibernéticos.  

La noticia fue confirmada por el propio jefe de Gobierno durante una ceremonia especial, en la que además detalló que el número de unidades militares se reducirá de 2,3 millones a 2 millones. 

El trasfondo del nuevo plan militar, calificado por Jinping como “estratégico”, es optimizar, facilitar y mejorar las operaciones del ejército con un menor número de efectivos, pero con mejores herramientas tecnológicas. 

Y es que el ejército de ese país llegó a tener hasta cinco millones de unidades en 1949, el mismo año en el que Mao Zedong proclama el dominio del modelo comunista en China.

Ese país responde a los desafíos del sector defensa con inversión. Por ello también plantea construir el primer portaviones de fabricación 100% nacional. La moderna infraestructura, que estará situada en el puerto de Dalian, transportará cazas de referencia J-15.

Corea del Sur no se queda atrás

Otra de las naciones asiáticas que avanza en el campo aeroespacial es Corea del Sur, aunque su objetivo está más enfocado en el campo de la exploración del universo.

Precisamente, ese país anunció que invertirá unos US$170 millones en la primera fase de un programa especial para explorar la luna, el cual se concretará en el 2020 con el lanzamiento de un cohete desarrollado con tecnología propia. Este es uno de los planes más ambiciosos de la industria aeroespacial surcoreana en los últimos años, ya que uno de sus logros más destacados había sido el envio de la nave Naro-1 al especio en el 2013.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?