| 7/8/2012 12:00:00 AM

Cáncer de mama en varones

Cuando un hombre nota un bulto en el pecho no se le ocurre que puede tener cáncer. El mal suele diagnosticarse tarde, cuando la enfermedad ya ha avanzado.

El diagnóstico “cáncer de pecho”, golpeó a Kuno Meyer hasta la médula. “Caí en un estado de conmoción y me temblaban las rodillas”, cuenta Meyer, un expolicía de 62 años de edad. Como muchos hombres, Meyer no sabía que los hombres también pueden padecer cáncer de mama. En 2007 detectó un pequeño nudo en el pecho y rápidamente quedó claro que se trataba de un carcinoma. Tuvo que operarse y someterse a seis quimioterapias y un total de 28 radiaciones porque los ganglios linfáticos ya estaban afectados.

“Por lo general, los varones acuden muy tarde al médico”, afirma Christof Sohn, especialista en el Centro Oncológico de la Universidad de Heidelberg. El facultativo explica que ellos tienden a padecer cáncer de próstata y de intestino, pero no de pecho.

Al detectar algo raro en el pecho lo primero es acudir al médico. Sin embargo, los médicos de cabecera no siempre tienen experiencia en cuanto al cáncer de mama en hombres y pueden malinterpretar el nódulo. “El paciente tendría que ser enviado a uno de los centros especializados en enfermedades de pecho, que atienden por lo general a mujeres”, afirma Sohn.

La enfermedad más mortífera                         

El cáncer es la enfermedad que más muertes provoca a nivel mundial. El crecimiento incontrolado de las células puede afectar cualquier parte del cuerpo, invadir tejidos cercanos y multiplicarse en metástasis en lugares más alejados del organismo. En todo el mundo, el cáncer de mama es el más común entre las mujeres, pero entre tanto ya se cuenta con buenas medidas de prevención y tratamientos exitosos gracias a un diagnóstico temprano.

“A las mujeres se les trata de salvar el pecho, pero en el caso de los varones se les extirpa la glándula mamaria y el pezón”. Si el paciente tiene afectados los ganglios linfáticos, por lo general se prescribe una operación y radicaciones, como se recomienda rambién a las mujeres. Empero, mientras que ellas son sometidas a una operación de cirugía plástica, los hombres sufren si les queda un hueco en el pecho. “Se les puede rellenar el tejido e incluso el pezón es reconstruido con piel propia, o se dibuja con un tatuaje”, explica Christof Sohn.

Los hombres se avergüenzan

Con unas 700 operaciones al año, la clínica Hohenlind de Colonia es una de las más grandes en Alemania en su tipo y atiende a hombres y mujeres. “A los hombres les da vergüenza padecer una enfermedad tradicionalmente femenina”, afirma la doctora Claudia Schumacher, y dice que, entretanto, se trata de poner atención especial en los varones y se considera la posibilidad de aplicarles la misma terapia que reciben las mujeres.

Para Kruno Meyer, el habérsele diagnosticado cáncer ya de por sí fue un golpe muy duro. Por ello, él y otros hombres afectados fundaron una red de apoyo para hombres que padecen esa enfermedad, un grupo que hasta ahora cuenta con 45 miembros.

“Nos hemos constituido en una asociación de apoyo para intercambiar información sobre la enfermedad y sobre profesionales del área médica que se especializan en el cáncer de mama masculino”.          
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?