| 7/29/2009 12:00:00 AM

Calma pide Cámara Venezolano-Colombiana

El presidente de Cavecol dijo a medios locales sentirse preocupado por la situación e hizo un llamado a la calma porque la situación no sólo afectará a los empresarios sino al pueblo de ambos países.

Daniel Montealegre, señaló que ambos países pueden tener como solución la apertura de mercados con otros naciones pero la realidad “es que la facilidad, la cercanía, el costo, la logística entre Venezuela y Colombia es muy difícil de sustituir".

Sostuvo que existe una “gran preocupación” no solamente por los empresarios venezolanos y colombianos, “la preocupación está en todo orden inclusive en la población que, al final de cuentas, es la que se va a perjudicar. El pueblo es el consumidor y si los productos no llegan el pueblo es el que va a pagar las consecuencias de está situación”.

"La mano de obra que se genera en todo el sector primario y secundario, todo el comercio desde Bogotá hasta Caracas pasando por la frontera, sumamente poblada, todo esto va a afectar no a la clase alta sino a las clases medias, bajas, a todos los sectores de la economía de ambos países”, agregó Montealegre.

“Debemos tranquilizarnos y llamar a la calma, que las autoridades se reúnan a conversar”, incluidos ambos gobernantes, y que, entre otras cosas, se abstengan de cerrar las aduanas, porque en ese caso “los mayores perjudicados serán los pueblos”, dijo Montealegre a la emisora caraqueña Unión Radio. “Ya estoy convocando reuniones y a una junta directiva para escuchar y hacer un análisis más exhaustivo y evaluar las consecuencias de este anuncio”, dijo el presidente de la Cámara de Integración Económica Venezolano-Colombiana, Cavecol.

Desde Colombia ingresan a Venezuela productos, especialmente del sector alimentario, confecciones y manufactura, y que el mercado colombiano recibe hierro, aluminio y diversos productos del sector petroquímico venezolano. Cavecol previó que el intercambio comercial entre ambas naciones vecinas, ya sin la nueva crisis, cerraría este año en unos US$5.000 millones, frente a los US$10.000 millones inicialmente previstos.

El intercambio colombo-venezolano ascendió a US$7.300 millones en 2008, y se previó entonces que este año alcanzaría los US$10.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?