| 1/12/2010 2:00:00 PM

Brasil podría erradicar pobreza extrema para 2016

Brasil podría eliminar su pobreza extrema para el año 2016 si mantiene las tendencias sociales alcanzadas en los últimos seis años de reducción de la desigualdad y mejora de los indicadores sociales, vaticinó el martes un organismo oficial.

Un estudio del Instituto de Pesquisas Económicas Aplicadas (Ipea) señaló que desde 2003, cuando asumió el poder el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, la pobreza extrema ha caído en promedio 2,1% anual, mientras que la desigualdad social (diferencia de ingresos entre ricos y pobres) ha disminuido 0,7% anual como promedio.

De mantenerse ese nivel de reducción, Brasil llegaría a 2016, año en que Rio de Janeiro será sede de los Juegos Olímpicos, prácticamente sin pobreza extrema.

"Si se proyectan los mejores desempeños brasileños alcanzados recientemente en términos de disminución de la pobreza y de la desigualdad para el 2016, el resultado será un cuadro social muy positivo", señaló el informe Pobreza, desigualdad y políticas públicas, del Ipea.

El informe, lanzado nueve meses antes de las elecciones presidenciales, destacó que "manteniendo el mismo ritmo de disminución de pobreza y de la desigualdad de ingreso observado los últimos años, Brasil podrá alcanzar el año 2016 con indicadores sociales próximo al de los países desarrollados, con la pobreza extrema prácticamente superada".

La pobreza extrema se determina por ingresos familiares equivalentes a la cuarta parte de un salario mínimo. El salario mínimo en Brasil es de 510 reales (US$293).

Aún así, alrededor de 40% de los brasileños viven en condiciones de pobreza, aunque en el árido noreste el nivel supera 50% en algunos estados.

El Ipea es un organismo adscrito al ministerio de Asuntos Estratégicos, y algunos medios de prensa lo han criticado por presentar una visión muy positiva de la economía.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?