| 5/29/2013 3:00:00 PM

Brasil, ‘la cereza’ de las economías pujantes

Un repunte esperado de la inversión y una enorme cosecha habrían impulsado a la economía de Brasil en los primeros meses de este año, no en vano creció a su mayor ritmo desde 2010, recuperándose tras dos años de mediocres desempeño.

Es así como el producto interno bruto de Brasil (PIB) creció un 0,9% respecto al trimestre previo, el mayor avance consecutivo desde finales del 2010, según la mediana de los pronósticos de 26 economistas consultados por Reuters.

En la comparación con el mismo período del 2012, el crecimiento de Brasil habría sido de un 2,3%, según datos del sondeo.

Las cifras contrastan con la abrupta desaceleración en México, que recientemente se había convertido en el favorito del mercado en Latinoamérica.

Pero los economistas apuntaron a que la recuperación brasileña aún depende demasiado de los grandes estímulos que suministró el Gobierno de Dilma Rousseff, y que podrían avivar más la inflación si no se toman medidas para reducir los costos laborales y de transporte.

Si el crecimiento vuelve a ser decepcionante, se debilitarían los argumentos para que el Banco Central tome medidas más agresivas contra la inflación como una subida más pronunciada de las tasas de interés, según un sondeo separado.

El Gobierno ha ofrecido miles de millones de dólares en incentivos tributarios, créditos subsidiados y compras públicas para levantar a la economía. Por su parte, el Banco Central rebajó las tasas de interés en diez ocasiones seguidas hasta tocar mínimos récord, aunque el avance de la inflación llevó al emisor a volver a subir las tasas el mes pasado. Las medidas incentivaron el gasto de capital en los tres primeros meses del 2013, con un notable incremento en las compras de camiones.

La inversión habría aumentado un 5,9% secuencialmente, dijo Alessandra Ribeiro, economista de Tendencias Consultoria, en Sao Paulo. "Todo apunta a un primer trimestre muy fuerte. Pero no creemos que vaya a ser de larga duración", dijo Ribeiro.

"No hay una demanda acumulada por bienes de capital. Y como el ritmo de crecimiento económico no es tan brillante, cuesta imaginar que la gente invierta mucho para expandir la capacidad instalada".

La agricultura también se ha extendido rápidamente, impulsada por la expectativa de cosechas de soja y maíz que lograrían volúmenes históricos. Según Credit Suisse, la producción agrícola habría aumentado un 14 por ciento frente al mismo período del año previo.

Por lo cual, las estimaciones del sondeo de Reuters para la expansión mensual oscilaron entre un 0,55% y un 1,2%. Los pronósticos para el crecimiento anual estuvieron entre un 1,0% y un 2,8%.


Vea aquí lo que ofrece Brasil en materia de negocios y turismo

Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?