| 1/21/2010 6:00:00 AM

Brasil alcanza su posición macroeconómica más sólida

Brasil dejó atrás el impacto de la crisis financiera global y su situación macroeconómica es la más sólida de su historia, afirmó el miércoles el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles. El país crecerá 5% este año.

En una evaluación de la economía brasileña en el último año, Meirelles reafirmó la proyección del Banco Central de que la economía más grande de América Latina crecerá 5,8% en 2010.

"La economía brasileña está ahora en su posición macroeconómica más sólida", aseguró en una conferencia de prensa telefónica con periodistas de varios países.

Explicó que la solidez se mantuvo a lo largo de la crisis, que impactó el segundo semestre de 2008, gracias a políticas macroeconómicas sanas, metas inflacionarias, un tipo de cambio flotante y un declive en la deuda con relación al producto interno bruto.

Meirelles, un ex presidente del BankBoston, reconoció que la crisis golpeó a Brasil con más fuerza de lo que esperaban muchos analistas, provocando un declive en el sector industrial y en el nivel de inversión extranjera directa.

Dijo que para enfrentarla "el factor clave fue no sólo un diagnóstico preciso sino también acciones rápidas y el hecho de que Brasil tenía recursos para actuar".

El gobierno lanzó programas de estímulo con la reducción de impuestos para sectores clave de la economía y el Banco Central prestó dinero a sectores que perdieron acceso a sus fuentes usuales de financiamiento.

El crecimiento económico de 5,8% proyectado para este año estará impulsado por la inversión y sustentada en una recuperación del nivel de empleo, aseguró.

El gobierno brasileño proyectó un crecimiento económico de 0,2% para 2009.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?