| 7/13/2010 5:00:00 PM

BP hace otra prueba más para detener derrame

Después que robots submarinos pusieron exitosamente un nuevo embudo sobre un pozo en el fondo del Golfo de México, BP se preparaba el martes para comenzar las pruebas con las que determinará si por fin puede detener el derrame de crudo.

Directivos de British Petroleum dijeron que el nuevo dispositivo fue colocado alrededor de las 7 de la tarde del lunes, el clímax de tres días de delicadas labores de preparación y de un día para bajarlo lentamente hasta su posición, a 1,6 kilómetros (una milla) bajo la superficie del mar.

Las pruebas pueden durar de seis a 48 horas, dijo Thad Allen, comandante de la Guardia Costera, el funcionario nombrado por Washington para coordinar la respuesta gubernamental al desastre.

El derrame comenzó el 20 de abril al estallar una plataforma operada por la empresa. Según estimaciones del gobierno, hasta el lunes se habían derramado entre 336 y 666 millones de litros (entre 89 y 176 millones de galones) de petróleo en el Golfo de México.

BP planea cerrar de manera escalonada tres válvulas de la nueva campana, de 5,5 metros (18 pies) de alto y 68.000 kilos (150.000 libras) de peso, para ver si el petróleo deja de fluir o si se escapa por otra parte del pozo.

Si la presión dentro del embudo se mantiene en el rango deseado luego de seis horas de cerradas las válvulas, habrá más confianza en que éste pueda contener el petróleo, dijo Allen en una conferencia de prensa en la sede de BP en Houston, Texas. Cualquier registro por debajo de ese rango pudiera indicar otra fuga, agregó.

Allen y funcionarios de BP advirtieron reiteradamente que no hay garantías en el delicado trabajo más de kilómetro y medio (una milla) debajo de la superficie del mar, y le pidió a los residentes del área del Golfo de México que tengan paciencia.

La solución sólo es temporal, pero representa la mejor esperanza hasta el momento para interrumpir el chorro de hidrocarburo marrón.

Aunque se lograra detener, "no será un indicio de que el flujo del pozo ha sido suspendido definitivamente", dijo la compañía en un comunicado. "El sistema de válvulas de cierre nunca se ha desplegado antes en estas profundidades o en estas condiciones, y su eficiencia y su capacidad para contener el crudo y el gas no puede ser garantizada", agregó.

Una solución permanente tendrá que esperar hasta que se perfore un pozo de alivio que permitirá bombear barro pesado y cemento al pozo descontrolado hasta cegarlo totalmente. Esto no ocurrirá sino hasta mediados de agosto.

La instalación del embudo el lunes luego de tres días de preparativos submarinos fue una buena noticia para los agobiados residentes de la zona, desde Texas hasta Florida, que han esperado que BP cumpla su promesa de limpiar el derrame.

"Con suerte, éste es el momento en que ellos logren pararlo", dijo Prentiss Ming, de 23 años, en Pensacola, Florida. "Pero uno no puede creerlo realmente".

 

 

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?