| 6/16/2010 8:00:00 AM

BP debe pagar por su irresponsabilidad

El presidente Barack Obama acusó el martes de "irresponsable" a la BP y afirmó que obligará a la petrolera a que pague por los enormes daños que la enorme fuga de crudo en el Golfo de México ha causado a las personas, empresas y litorales del país.

En su primer discurso en la Oficina Oval, Obama dijo que ha solicitado al ex gobernador de Misisipí, Ray Mabus, que desarrolle "lo más pronto posible" un Plan de Largo Plazo para la Restauración de la Costa del Golfo en conjunto con los estados, comunidades, pescadores, defensores del ambiente y residentes de la región.

Aunque Obama no reveló detalles específicos del plan ni precisó su coste, que será financiado por la BP PLC, es previsible que alcanzará miles de millones de dólares.

"Haremos que pague la BP", cualquiera que sea el costo, manifestó el jefe de estado en su discurso transmitido por televisión en horario estelar para reafirmar el compromiso de su gobierno frente a la emergencia ocasionada por la fuga de crudo.

Cuando han pasado 57 días desde el inicio de la crisis, enormes volúmenes del hidrocarburo continúan escapando del pozo petrolero submarino ante la impotencia del gobierno de Obama para contenerlo.

Según diversos analistas, el triste episodio puso en tela de juicio el liderazgo de Obama y la actuación del gobierno ante lo que el propio gobernante ha descrito como el peor desastre ambiental en Estados Unidos.

Una nueva encuesta realizada por The Associated Press-GfK muestra por primera vez que una mayoría de estadounidenses desaprueban la manera como Obama ha manejado la situación.

Una comisión de científicos integrada por el gobierno dijo que la fuga de crudo del pozo submarino es mayor a lo que se había pensado, a decir 9,54 millones de litros (2,52 millones de galones) por día, suficientes para llenar 22 veces la Oficina Oval.

La BP ha contenido con cierta eficacia la fuga de crudo y Obama aseguró que dentro de algunas semanas "estas acciones permitirán recuperar hasta 90% del petróleo que escapa del pozo".

A más tardar en agosto, la compañía habrá terminado la perforación de un pozo de alivio para detener la fuga por completo, agregó.

Obama dedicó parte de su discurso a reiterar las acciones emprendidas por su gobierno —"desde el mero comienzo", dijo— para limpiar el petróleo, ayudar a los damnificados en el Golfo y para impedir la repetición de otra crisis similar.

"Combatiremos esta fuga de petróleo con todo lo que tengamos a nuestro alcance y por el tiempo que sea necesario", manifestó el presidente.

El mandatario comparó la fuga de petróleo como si se hiciera frente a una epidemia y no a un desastre destructivo como un sismo o un huracán. Obama afirmó que el país podría verse obligado a lidiar con la marea negra y sus consecuencias durante meses "e incluso años".

Ante su reunión del miércoles por la mañana con ejecutivos de la BP, Obama dijo que les "informará que la compañía debe apartar los recursos que sean necesarios para garantizar las indemnizaciones a todas las personas y empresas damnificadas por la marea negra, así como para cubrir los gastos de la restauración de las zonas que sufrieron extensos daños ambientales.

"Necesitamos hacer un compromiso con la costa del Golfo que vaya más allá de la respuesta del momento a la crisis", dijo el mandatario.

Como el gobierno carece de la tecnología para frenar la fuga de crudo que ocurre a enorme profundidad, el gobierno de Obama se ha visto obligado a depender de la propia BP para contenerla.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?