| 10/9/2014 4:15:00 PM

Venezuela paga bonos de deuda pública

El gobierno pagó US$1.562 millones por el vencimiento del bono global 2014, con lo que se disiparon las versiones de que Venezuela podría incurrir en el incumplimiento de los pagos de su deuda pública externa.

El gobierno pagó en efectivo US$1.498 millones por capital y otros US$63,6 millones por intereses a los tenedores de los bonos global 2014, indicó el Ejecutivo en un comunicado que fue difundido por la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

"Con este paso, siempre previsto, se desmonta la campaña que los voceros y medios de los capitales financieros internacionales llevaron a cabo con la pretensión de dañar la imagen de la República", dijo el gobierno en el escrito al referirse a las versiones de prensa e informes de analistas, que se difundieron el mes pasado y que señalaron que Venezuela podría caer en default debido a que no tenía suficientes recursos.

Para el 28 de octubre el gobierno venezolano deberá realizar un nuevo desembolso por unos US$4.000 millones por otros bonos públicos que vencen a finales de mes.

Las autoridades no indicaron cual fue la fuente de recursos que se utilizó para el pago de los US$1.562 millones.

La amortización de la deuda coincidió con el descenso de US$1.895 millones que han sufrido en lo que va de mes las reservas internacionales que se ubicaron para el 7 de octubre en US$19.928 millones, según registros del Banco Central de Venezuela.

Las autoridades no han indicado la causa del descenso de las reservas internacionales. Algunos analistas han expresado preocupación por la situación de las reservas internacionales líquidas que aseguran que se mantienen bajas. Una importante porción de las reservas internacionales de Venezuela están conformadas por oro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?