| 3/22/2012 8:00:00 AM

Bolsas europeas y asiáticas caen tras flojos datos en China

Los mercados del viejo continente caían por cuarta jornada consecutiva el jueves, en la que podría ser su racha bajista más extendida de los últimos cuatro meses, mientras que los inversionistas de Asia siguen inquietos por la desaceleración del crecimiento en la segunda economía más grande del mundo.

Las bolsas europeas ceden tras datos industriales que reavivaron los temores a que la ralentización económica en China reduzca la demanda mundial, dañando especialmente a los grupos mineros.

La actividad fabril de China se contrajo por quinto mes consecutivo, renovando la inquietud sobre la desaceleración del crecimiento en la segunda economía más grande del mundo.

"Existe la preocupación, que comparto, de que tenemos una recuperación muy desigual con la periferia de la zona euro en concreto bastante débil y que los antiguos motores de crecimiento como China no exhiben un crecimiento muy pronunciado", dijo Gerhard Schwarz, director de estrategia de renta variable en Baader Bank.

"No diría que es una corrección profunda (en renta variable)(...) los mercados están sobrecomprados y esperan el próximo catalizador", añadió.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas caía un 0,3% hasta los 1.088,96 puntos, ampliando a un 1,7% la caída desde el inicio de la semana.

De esta manera, el selectivo se acerca a su mayor recorte desde que los mercados de renta variable repuntaron en noviembre del 2011.

Por su parte, el referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía un 0,1% luego de retroceder desde una ganancia de un 0,6% antes de la publicación de los datos chinos. Sin embargo, el referencial aún suma un avance de un 12% a la fecha.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con un avance de un 0,4% a 10.127,08 puntos luego de cortar el miércoles una racha de cinco sesiones de ganancias.

El sondeo anticipado a gerentes de compra en China (PMI, por su sigla en inglés) de HSBC, el indicador más temprano de la actividad industrial en el país, cayó a 48,1 desde el máximo en cuatro meses que tocó en febrero, de 49,6, con los nuevos pedidos hundiéndose a un mínimo de cuatro meses.

Esto plantea la posibilidad de una relajación adicional de la política monetaria para ayudar a sostener el crecimiento, aunque los riesgos de inflación revelados por la encuesta enfatizan el dilema que enfrentan los diseñadores de políticas de China.

"(El PMI) sugiere una producción industrial débil hasta mayo o incluso junio", dijo Dariusz Kowalczyk, economista y estratega de Credit Agricole CIB para Asia excluyendo a Japón.

Más temprano, Japón reportó datos mejores que los previstos, anunciado un superávit comercial de 32.900 millones de yenes (US$393 millones ) en febrero -su primer superávit en cinco meses- frente a una previsión de un déficit de 120.000 millones de yenes. Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?